Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El condenado por un doble crimen en L'Hospitalet seguirá en la cárcel

Los magistrados de la Audiencia se basan en la sentencia inicial condenatoria de 30 años de prisión y en que hay riesgo de fuga
Whatsapp
El acusado haciendo gestos durante la celebración de la vista oral en la Audiencia Provincial.  Foto: ACN

El acusado haciendo gestos durante la celebración de la vista oral en la Audiencia Provincial. Foto: ACN

Julio P.R., el hombre que el pasado 21 de noviembre fue condenado inicialmente por la Audiencia Provincial de Tarragona a una pena global de treinta años de prisión –17,5 por un asesinato y 12,5 por homicidio– por un doble crimen cometido en un bar de L’Hospitalet en enero de 2012, seguirá en prisión preventiva. Así lo ha decidido la Sección Cuarta tras la comparecencia de prórroga de prisión. De esta manera, los magistrados rechazaron las pretensiones de la defensa.

La doble agresión mortal se produjo el 10 de enero de 2012 en un bar de L’Hospitalet de l’Infant regentado por su expareja. El condenado primero apuñaló a una de los hombres con quien poco antes había jugado a las cartas. Un tercer individuo intentó separarlos y acabó también muerto.

Tras la sentencia condenatoria, el abogado defensor presentó un recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya. En la vista oral de prórroga de prisión –a la que no acudió la acusación popular–, el letrado mantuvo los mismos argumento que durante el juicio: que su cliente es inocente de los dos delitos por los que fue condenado y sí de dos de lesiones, penados con un total de ocho años de prisión. Por su parte, tanto el fiscal como las acusaciones particulares entienden que hay riesgo de fuga ante la elevada condena impuesta, por lo que solicitaron que el procesado siguiese en prisión provisional.

Para los magistrados, hay dos circunstancias relevantes que justifican el mantenimiento de la prisión preventiva. Por un lado está que los indicios que había en un principio para decretar la prisión provisional se vieron reforzados tras el veredicto del jurado. Por otro lado hay riesgo de fuga .

El acusado era consumidor abusivo de alcohol de manera diaria. El día de los hechos, con carácter previo, consumió bebidas alcohólicas, por lo que sufría una leve disminución de sus capacidades para entender y conocer lo bueno y lo malo. En su declaración ante los Mossos d’Esquadra, reconoció haber dado muerte a las dos personas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También