El confinamiento deja al descubierto el deterioro del carril bici de Llevant en Cambrils

Las raíces agrietan el piso del paseo, donde la presencia de las bicicletas se ha multiplicado durante el último año

Francesc Joan

Whatsapp
El carril bici de la zona de Llevant del Passeig Marítim, desde la Torre de l’Esquirol hasta Salou, presenta tramos bastante deteriorados. FOTO: Alba Mariné

El carril bici de la zona de Llevant del Passeig Marítim, desde la Torre de l’Esquirol hasta Salou, presenta tramos bastante deteriorados. FOTO: Alba Mariné

El año de pandemia que se cumple este fin de semana y el confinamiento que ha llevado implícito, en especial el municipal y comarcal, ha multiplicado el uso de los espacios públicos en la totalidad de las poblaciones durante buena parte de los últimos 365 días. En Cambrils en concreto una de las zonas más frecuentadas por la ciudadanía, quizás la que más, ha sido el paseo marítimo y sus nueve kilómetros de extensión, los que van desde la riera de Riudecanyes (limítrofe con Mont-roig del Camp) hasta Salou. 

También ha sido muy usado el carril bici que recorre en paralelo todo el litoral, un espacio ideal para pasear y practicar ejercicio. El tránsito se ha incrementado durante todo este tiempo y también ha dejado al descubierto el progresivo deterioro que ha sufrido en especial el tramo que atraviesa toda de la parte de Llevant, en paralelo con la Avinguda de Diputació de Vilafortuny, desde la torre del Esquirol hasta la entrada de Salou. Fue una de las primeras zonas de Cambrils donde se instaló y lógicamente su desgaste es cada vez más evidente con el paso de los años.

Ahora se ha hecho aún más visible por el espectacular aumento de las bicicletas que lo utilizan, en especial los fines de semana. Los usuarios sufren los tramos más deteriorados como consecuencia de las raíces que agrietan y levantan el piso.

Los pinos y sus raíces

Los causantes son los pinos, que ya formaban parte del paisaje antes de su construcción y que se mantienen en buena parte de las fincas privadas y zonas verdes de primera línea. 

La humedad y también el agua que en épocas de temporal llega  a inundar el carril bici en algunas zonas concretas son otros de los causantes que aceleran el daño  que sufre el piso.

Desde el Ayuntamiento de Cambrils son conscientes de la situación. El concejal de Serveis, Lluís Abella, explica que «sabemos que cada vez hay más usuarios en los carriles bici. De hecho hemos detectado más a raíz del confinamiento. Por eso es muy importante tenerlos bien y así garantizar la seguridad de los ciclistas y también de los usuarios que van con el patinete eléctrico y patines en línea. El problema que tenemos con los carriles bici es que hay algunos tramos que tienen cerca árboles y las raíces hacen que se levante el asfalto».

FOTO: Alba Mariné

«Estamos haciendo el mantenimiento de los tramos de carril bici más afectados», añade respecto a la reparación que se ha efectuado esta misma semana en uno de los puntos negros que había, muy cerca de la calle Estrasburg, donde el piso se había levantado un par de centímetros y era peligroso para la circulación de las bicicletas.
La estrechez del carril bici de Llevant también ha puesto en algunas ocasiones en apuros a los ciclistas. Sus dimensiones, de 1,55 metros, les obliga a hilar muy fino a la hora de cruzarse con otros por el escaso margen de maniobra que tienen dentro del carril (las bicis tienen una anchura estándar de 60 centímetros).

Las aceras elevadas que tienen a un lado y las palmeras y bancos que hay en el otro son otros de los factores que incomodan en la circulación.

Cuando en algunos casos los ciclistas se ven abocados a salir del carril bici para evitar un accidente pueden provocarlo entonces en la zona para viandantes.

Durante el confinamiento de este último año se han sucedido algunos episodios de caídas o pequeños accidentes con esas casuísticas concretas.
 

Temas

Comentarios

Lea También