Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El consistorio de Cambrils intercede en el caso de la familia con la casa llena de grietas

Elaborará un requerimiento para que realicen una reparación 'mínima y urgente', a la espera de la solución definitiva
Whatsapp
Josep Llaveria, hace dos semanas, mostrando la situación en que se encuentra su vivienda. Foto: Alba Mariné

Josep Llaveria, hace dos semanas, mostrando la situación en que se encuentra su vivienda. Foto: Alba Mariné

El Ayuntamiento de Cambrils intercederá en el caso de la familia de la plaza del Pòsit que lleva años con la vivienda llena de grietas y goteras. Enviará un requerimiento para que los responsables se encarguen de realizar una reparación «mínima y urgente» que permita hallar una solución, aunque sea temporal, mientras esperan que un juez se pronuncie.

Los problemas empezaron en 2011 en distintos edificios del entorno de la plaza, durante las obras de construcción del parking subterráneo. Pero la situación ha empeorado, especialmente en la casa donde vive Josep Llaveria, de 88 años. Cada vez que llueve con intensidad se inunda el piso, y el tamaño de las grietas ha crecido.

El concejal de Urbanismo, David Chatelain, señala que se han enterado de la situación que atraviesa la familia Llaveria por su denuncia pública en la prensa, sin haber recibido notificación oficial. La semana pasada se desplazó hasta la vivienda junto a técnicos municipales para realizar una revisión, aunque también se está haciendo un seguimiento acurado por parte de técnicos externos.

El Ayuntamiento hará el requerimiento. Pero si los responsables no actúan -ya sea la Confraria de Pescadors o cualquiera de las otras empresas vinculadas a la obra- «ya veremos si emprendemos más acciones», añade Chatelain.

Y es que el consistorio actúa como mediador, mientras el responsable final todavía está por esclarecer. Y es que, hace ya más de dos años, los vecinos empezaron a reclamar soluciones a la constructora, los promotores y demás empresas implicadas en el proyecto. Iniciaron un litigio que aún no ha concluido. No hay sentencia. Ni siquiera se ha fijado fecha para el juicio.

Cuando empezaron los problemas, el edil se encargó personalmente de reunir a los vecinos afectados en el Centre Cívic Les Basses, y les trajo a un experto de seguros que les recomendó cuál era el mejor camino a seguir para defender sus derechos particulares. A raíz de aquel encuentro, muchos de ellos se unieron y realizaron una demanda conjunta.

Mientras, la situación sigue igual. Esteve Llaveria, hijo de Josep Llaveria, lamenta que «dependemos de la intensidad de la lluvia, porque hasta hoy nadie ha hecho nada». Llaveria insiste en que «sabemos que la responsabilidad no es municipal y que el consistorio no puede solucionarlo todo. Pero el procedimiento judicial hace que se todo sea más lento, y las vivienda está cada día en peores condiciones».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También