Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El consistorio modifica la altura de los locales para dinamizar el Barri Antic de Cambrils

El gobierno aprueba una normativa para dar respuesta a una de las peticiones más antiguas de la Associació de Veïns El Portal, que considera que es un primer paso para activar la zona

Cristina Sierra

Whatsapp
La calle Hospital, una de las vías principales de acceso al Barri Antic, tiene varios locales vacíos desde hace tiempo.  FOTO: ALBA MARINÉ

La calle Hospital, una de las vías principales de acceso al Barri Antic, tiene varios locales vacíos desde hace tiempo. FOTO: ALBA MARINÉ

Una de las principales preocupaciones que existe en el Barri Antic es la dinamización comercial de la zona. Desde hace años la Associació de Veïns El Portal y los comerciantes han reclamado al consistorio diferentes medidas para ayudar a los pequeños empresarios para que puedan abrir su negocio en esta zona. 

En los últimos años varios establecimientos han bajado sus persianas por distintas razones, una de ellas, los cambios en los hábitos de compra y consumo de las personas. También ha habido gente interesada en poder iniciar su proyecto pero la altura mínima del local ha condicionado estas posibles aperturas. Un problema que ahora el equipo de gobierno ha solucionado para facilitar nuevos comercios.

La modificación no ha sido bien vista por la oposición, que consideró que el gobierno estaba aprobando una medida electoralista por la proximidad del 26-M.

Recientemente el pleno aprobó la modificación de las estaturas mínimas de los locales en edificios existentes antes de la entrada en vigor del actual Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) en la Zona 1 del Casco Antiguo. La normativa, que entró en marcha en 2006, establece que la altura de estos espacios destinados a permanencia habitual de trabajadores y abiertos al público debe tener una medida mínima de 2,50 metros. «Esta estatura imposibilita que algunos locales ubicados en la zona puedan dar cabida a cualquier tipo de actividad comercial y otras que, a pesar de ser de poca incidencia ambiental, también se pueden ver limitadas, la cual cosa dificulta la dinamización económica del barrio», señalaba el concejal de Urbanismo, Joan M. Artigau.  

Por otro lado, esta modificación también se aplica a la adecuación de las condiciones mínimas de los bares y restaurantes a la normativa sectorial actualmente en vigencia, en materia de ratio de servicios higiénicos y cálculo de aforo y ocupación. 
La nueva normativa establece que la altura mínima de los locales, almacenes y zonas de paso en los bares deberá ser de 2,10 metros, tanto en espacios de 20 a 50 m2 como los de 50 a 100m2. Además se especifica que los locales de 50 a 100 m2 destinados a la estancia habitual de empleados deberán tener una estatura media de 2,20 metros.
El concejal también apuntó que esta modificación inicial no incluye las nuevas construcciones o las posteriores a 2006 y el único objetivo es la dinamización comercial del núcleo de la Vila de Cambrils. 

Reivindicación histórica
Desde la Associació de Veïns El Portal del Barri Antic hacen una valoración positiva de la modificación pero aseguran que aún queda mucho trabajo por hacer para conseguir activar comercialmente la zona. «Antes del pasado verano pedimos en el consejo de barrio que estas normativas debían adaptarse a la realidad del barrio. No se pueden aplicar las mismas normas de otras zonas en el núcleo antiguo, que tiene unas características especiales», explica el presidente de la entidad, Ignasi Martí, que añade que el gobierno se comprometió a trabajar la petición y analizó casos similares de otras poblaciones.

La asociación lleva mucho tiempo reclamando estas medidas al Ayuntamiento y considera que esta modificación es solo un primer paso. «Entendemos que no se puede hacer una normativa específica del barrio pero se deben aprobar ordenanzas para abrir y mantener los locales. Nosotros priorizamos el comercio destinado a los vecinos», afirma. 

Martí destaca que también se deberían cambiar otras normas que dificultan la reapertura de locales antiguos y ayudar a los que funcionan en la actualidad. Además, pide que haya un trabajo conjunto entre concejalías para conseguir esta dinamización del Barri Antic. 

Pendientes del Forn del Tallero
Otra de las preocupaciones de la asociación de vecinos es la puesta en marcha del Forn del Tallero, que acogerá la Oficina Local d’Habitatge. El equipo de gobierno anunció el pasado mes de diciembre que este edificio, que lleva cerrado más de ocho años, se abriría para ofrecer este nuevo servicio a la ciudadanía. Un mes más tarde se firmaron los convenios de colaboración con la Agència de l’Habitatge de Catalunya para iniciar los trámites para poner en marcha la oficina, que no tiene una fecha de apertura.  Así lo asegura Ignasi Martí, que apunta que en uno de los consejos de barrio se les explicó el proyecto pero no se avanzó cuándo estaría en funcionamiento. 

Temas

Comentarios

Lea También