Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El crimen del pantano junta las piezas

Un trío amoroso podría estar detrás de la muerte de un guardia urbano. Su compañera, también polícía, y otro agente, están detenidos

José M. Baselga

Whatsapp
El cuerpo fue encontrado junto al pantano de Foix.

El cuerpo fue encontrado junto al pantano de Foix. DT

El asesinato del pantano del Foix, donde apareció en un coche el cuerpo calcinado de un agente de la Guardia Urbana de Barcelona, sorprende a medida que avanza la investigación. 
Pero los Mossos d’Esquadra, que llevan el caso, creen tener ya todas las piezas de un puzzle de celos, violencia y ajustes de cuentas. Sólo queda montarlo para conocer cómo se orquestó lo que se apunta como un crimen.

El triángulo
Poco después del hallazgo del cuerpo los Mossos ya iniciaron una línea de investigación que llevó a detener a Rosa, la compañera sentimental del agente asesinado, con quien mantenía una relación desde hacía diez meses. Y también fue detenido otro agente de la Guardia Urbana, Alberto,  que había sido novio de la mujer, pero con quien volvía a verse a escondidas.

Pero Pedro y Rosa discutieron. El hombre se fue de casa y estuvo desaparecido tres días. Hasta que su cuerpo fue encontrado calcinado en el maletero de su coche. En esos tres días pudo volver a verse a Alberto y Rosa juntos. Ese triángulo amoroso es el que se investiga en el asesinato de Pedro.

Vídeo sexual
Rosa además, tenía litigios pendientes con un mosso d’esquadra de El Vendrell, padre de sus dos hijas, y contra un subinspector de la Guardia Urbana con quien también había tenido una relación hace nueve años y al que denunció de haber colgado en la red imágenes sexuales de ella. Ese juicio debía celebrarse esta semana pero ha quedado aplazado.

La investigación se centra en determinar la implicación de los detenidos en el asesinato del agente. El pasado fin de semana los Mossos registraron la casa de Vilanova de la agente detenida. Durante el registro de más de diez horas la policía lloró y se derrumbó en varias ocasiones. También se registró otra vivienda de su propiedad en Badalona.

El juicio
Está previsto que mañana los detenidos pasen a disposición judicial. De momento están en comisarías diferentes para evitar que puedan comunicarse.
La investigación parece que va encajando piezas. El detenido llevaba una poblada barba hasta el día en que apareció el coche en llamas en el pantano de Foix y que vio un excursionista que paseaba por la zona y dio a viso a los Mossos. Tras encontrar el cadáver en el coche, el detenido se rapó la barba. Quizá para no ser reconocido.  Por si alguien hubiese podido ver algo aquel día en el pantano.

Geolocalizados
La mujer podría conocer el pantano del Foix. Su casa está a escasa distancia y también son muchos los vecinos de Vilanova que pasean por los serpenteantes senderos de la zona.  La geolocalización de los teléfonos de los detenidos les sitúan en la zona el día que apareció el cadáver.

El caso aún tiene más componentes. El agente de la Guardia Urbana detenido fue condenado en 2013 por agredir a un mantero. La sentencia fue de pagar 600 euros por «golpear más de diez veces al vendedor sin que éste presentase ninguna resistencia». Los golpes fueron «gratuitos e innecesarios».   Un vídeo grabado por un testigo fue clave para condenar al agente.

Expedientado
Por su parte, el agente muerto estaba de baja a la espera de cerrar un expediente administrativo después de golpear a un motorista que se saltó un control. Por aquel hecho fue expedientado de sueldo y empleo. El motorista retiró la denuncia. Al agente le fue levantado el castigo pero quedaba por resolver el expediente informativo.

El representante de la Central Sindical Independiente de Funcionarios en la Guardia Urbana, Eugenio Zambrano, desvincula el caso del cuerpo policial y señala que se trata de un asunto pasional como puede haber en muchos otros colectivos.

Temas

Comentarios

Lea También