Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El declive del Mercat de Vila-seca, en el punto de mira

Vila-seca en Comú presentará una moción para crear un Plan Director que permita revitalizar el equipamiento 

Carmina Marsiñach

Whatsapp
El Mercat Municipal de Vila-seca únicamente tiene cuatro paradas abiertas. FOTO: alfredo gonzález

El Mercat Municipal de Vila-seca únicamente tiene cuatro paradas abiertas. FOTO: alfredo gonzález

El declive del Mercat Municipal de Vila-seca está en el punto de mira de la corporación municipal. El equipamiento pasa por uno de los momentos más complicados desde que se inauguró en 1987, hace más de treinta años. Tan solo quedan cuatro tiendas abiertas. En el último año el Mercat ha perdido la mayoría se sus paradas. En 2017 eran nueve los puestos que estaban en activo de los 25 que hay en total. Pero ¿cómo podría revitalizarse? 

El grupo municipal de Vila-seca en Comú presentará una moción en el próximo pleno con tal de revitalizar el Mercat. La formación propone que el Ayuntamiento de Vila-seca se comprometa a rehabilitar las instalaciones para modernizar su imagen e impulsar el comercio local y de proximidad. 

Los comunes plantean iniciar los trámites para elaborar un Plan Director del Mercado Municipal que cuente con la participación de los comerciantes y que incluya la actualización de este servicio, tanto desde la perspectiva comercial como de dinamización, mejora y mantenimiento del edificio. Según los comunes, con el plan director se podrá «establecer un diagnóstico de la situación actual del servicio, definir las grandes metas a ser alcanzadas, establecer metas de cobertura, y marcar plazos tentativos».

La formación también considera pertinente trabajar con el Consorci de Comerç, Artesania i Moda de la Generalitat de Catalunya para desarrollar acciones conjuntas de impulso al mercado. 

Desde Vila-seca en Comú manifiestan que hace años el Mercat viene dando «claros síntomas de una falta de actualización a la realidad comercial para poder ser competitivo». A pesar de las dificultades, consideran «imprescindible desarrollar acciones y esfuerzos para conseguir la actualización del servicio, tanto desde la perspectiva de su plan comercial como de su dinamización ciudadana y también a través de algunas mejoras del propio espacio físico donde se ubica».

Los paradistas siguen luchando

Por su parte, la asociación de comerciantes del Mercat Municipal de Vila-seca (Acomervi) ve con buenos ojos todas las propuestas que se realicen con el objetivo de incentivar el mercado. El presidente de la entidad, Rodolfo Rodríguez considera que se trata de una situación generalizada en todos los mercados. «Tenemos una situación difícil pero seguiremos luchando», señalaba Rodríguez. 

La competencia de las grandes superficies y el cambio de hábitos de los compradores son dos de los principales motivos que han hecho que los mercados municipales  se encuentren en horas bajas. 

Condiciones favorables 

El presidente de Acomervi destaca que, en el caso de Vila-seca, las condiciones económicas que marcó el Ayuntamiento a finales del año pasado son «ventajosas» y podrían favorecer la apertura de nuevas paradas. Anualmente los paradistas, dependiendo de los metros cuadrados de sus puestos, pagan un canon de entre unos 2.000 y 3.000 euros. «No es un abuso económico pero tal y como está el panorama de los mercados, la gente no se atreve», apuntaba Rodríguez. 

Los paradistas consideran que una de la buenas fórmulas para revitalizar el Mercat podría ser la instalación de una gran superficie dentro del mismo edificio. Según Rodríguez, «lo que interesa es que entre gente. Que haya movimiento». 

En 2005 se había llegado a un acuerdo con la cadena Día para que se instalara en una superficie de más de 800m2 de los 3.000m2 que tiene el edificio en total. La compañía tenía prevista una inversión de 150.000 euros. Pero finalmente, la compañía no llegó a entrar en el Mercat y se ubicó en una gran área en la entrada de Vila-seca.

A finales del 31 de diciembre del año pasada terminaba la concesión de los paradistas. Fue entonces cuando cinco de las nueve paradas que había decidieron bajar la persiana definitivamente. Algunos por jubilación y otros por pérdidas económicas. Ahora, según el Ayuntamiento, las concesiones solo se realizaron por un período de cuatro años para encontrar «una solución al tema». De este modo se podrá estudiar una posible reforma integral del Mercat o bien una redistribución del espacio. 

Durante estos últimos años, desde el consistorio se han ido realizando distintas acciones de mantenimiento en la edificación. Se ejecutó la impermeabilizacióndel tejado, se han reformado porcompleto los lavabos y ahora la intención del Ayuntamiento es cambiar parte del alumbrado.

Temas

Comentarios

Lea También