Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El derribo del Gran Buffet de Cambrils, programado para mayo

El Ayuntamiento autoriza su demolición y da 15 días a la propiedad, Vilalta Corporación, para que contrate a una empresa que ´elimine´ esta construcción desvalijada al pie de la N-340

J.Cabré

Whatsapp
Los destrozos de este restaurante son visibles desde la distancia. La zona está acordonada. Foto: Alba Mariné

Los destrozos de este restaurante son visibles desde la distancia. La zona está acordonada. Foto: Alba Mariné

El Gran Buffet de Cambrils desaparecerá antes de verano. La Junta de Gobierno Local estudió y autorizó el derribo del local a la empresa Vilalta Corporación, titular de este antiguo restaurante de carretera, que recibió la notificación ayer mismo, según admitió el máximo responsable de la empresa, Pere Vilalta.

Con la notificación, el titular del edifico en ruinas desde 2014 tiene de plazo 15 días para encontrar a una empresa que derribe lo que queda en pie de este espacio gastronómico y deje el solar limpio de cascotes.

El tótem publicitario que también está todavía presente en este kilómetro 1.145 de la antigua N-340 también se eliminará dejando un espacio urbano limpio y predispuesto a una futura zona comercial, tal y como contempla a día de hoy el Plan General de Cambrils.

El Gran Buffet de Cambrils fue un punto gastronómico de carretera durante más de tres décadas, cuando la N-340 cruzaba por el interior de la ciudad y miles de autobuses –que hacían la ruta de la costa– paraban en este punto gastronómico de la villa marinera. La apertura de la variante de Cambrils (A-7), una inspección sanitaria –con grandes problemas detectados– y los problemas laborales con la plantilla fueron tres factores claves que terminaron con el cierre definitivo del Gran Buffet, aprincipos de 2014.

Desde entonces, el deterioro de esta superficie de unos 2.000 metros cuadrados ha sido acuciante hasta el punto que Vilalta Corporación –el último nombre de la sociedad propietaria de estos terrenos– acordonó la zona para evitar que alguien se hiciera daño y a su vez presentó hace más de un mes solicitud al Ayuntamiento para derribar este restaurante de referencia en las últimas década.

Pere Vilalta quería mantener el aparcamiento subterráneo del Gran Buffet y aprovecharlo para nuevas construcciones comerciales previstas en este punto de la N-340. Sin embargo, la orden del Ayuntamiento de Cambrils es la demolición de todo el edificio, incluído este parking. La previsión es que a mediados de mayo las excavadoras empiecen la limpieza dle Gran Buffet.

Temas

  • COSTA

Lea También