Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El día que El Vendrell derribó su velódromo

La localidad tuvo una de las pistas más emblemáticas y la primera que fue de cemento. Fue derribada el 19 de noviembre de hace 27 años

José M. Baselga

Whatsapp
Una de las pocas imágenes del velódromo de El Vendrell.

Una de las pocas imágenes del velódromo de El Vendrell.

El Vendrell tuvo su velódromo. Durante 60 años acogió las mejores competiciones con los deportistas conocidos como pistards. Todavía son muchos los que recuerdan rodar a los dos mejores sprinters de la época como fueron Vabn Looy y Miquel Poblet. O al estético Hugo Koblet, que por su forma de tomar los peraltes era conocido como El bello. O al campeón mallorquín Guillermo Timoner.

Aquel velódromo fue inaugurado en marzo de 1927. El pasado 19 de noviembre hizo 27 años de su derribo. La construcción fue una iniciativa del Club d’Espors Vendrell, que de hecho comenzó como club ciclista y con el tiempo fue incorporando secciones.

El de El Vendrell fue el primer velódromo de cemento.

El velódromo como zona para correr comenzó siendo de tierra en 1920 y así estuvo hasta el 28 de julio de 1933, cuando se hizo de cemento portland, como recuerda Jaume Pell Soldevila, investigador de las historias de El Vendrell.

Pell explica que fue Ramon Guinovart quien costeó la nueva pista y dio popularidad al velódromo de El Vendrell. Además de aficionado, Guinovart era muy hábil construyendo bicicletas a medida. Fueron muchos los profesionales que encargaron sus bicicletas a Guinovart.

 

En la pista corrieron los campeones más destacados.

En aquel velódromo se disputaron las clásicas competiciones por puntos, las pruebas de velocidad y persecución, las de eliminación y la americana. O el célebre torneo Bahamontes, que acudió a entregarlo el propio ciclista.

Pero aquella pista pasó a la historia hace 27 años. Una votación convocada por la junta del Club d’Esports en 1990 dio como resultado el derribo. Su pista ya no cumplía con las medidas del reglamento ciclista.

 

Campeones de la época.

Hasta entonces aquella pista había colocado a El Vendrell en el mapa de las competiciones ciclistas de velocidad. Muchos recuerdan las competiciones entre El Vendrell, Mataró y Tortosa en las competiciones del Intervelodems que llenaban las gradas.

Aquella pista duró más en el tiempo que otras como las de Reus, Tortosa, Vilafranca, Mataró o Lleida.

Temas

Comentarios

Lea También