Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El futbolín de un vendrellense al que se juega con los pulgares

El vendrellense José María Romero ha desarrollado un simulador para echar partidas en 3D en sistemas Android

Javier Díaz

Whatsapp
José María Romero muestra su videojuego ‘Futbolín 3’ en un teléfono móvil de la aldea gallega donde vive.

José María Romero muestra su videojuego ‘Futbolín 3’ en un teléfono móvil de la aldea gallega donde vive.

El vendrellense José María Romero enseña tumbado en una hamaca el videojuego que ha creado para teléfonos móviles. Vive en una aldea de Galicia, adonde llegó hace un año siguiendo sus raíces -su familia materna es gallega- y huyendo del «cansino» ruido político de Catalunya. Trabaja a media jornada dando clases de Informática a «unos abueletes encantadores». Es educador e informático por vocación. Y entretanto, ha invertido «miles de horas» para desarrollar un Futbolín en 3D disponible, de momento, en el sistema operativo Android (desde Google Play) o en cualquier ordenador a través de la web de su sello, Breynart Studios  (breynart.com). Ya cuenta con 6.500 instalaciones en móviles. La descarga es gratuita.

Ha creado el videojuego a lo Juan Palomo. «Me he encargado de todo: desde el desarrollo del código fuente hasta los gráficos y todas las áreas intermedias. Hay días que solo he dormido un par de horas si en el momento en que me iba a la cama daba con la solución al problema con el que llevaba horas luchando», asegura. 

No espera hacerse rico ni tirarse a la bartola de por vida. «El juego nació con la idea de ofrecer a la gente una experiencia divertida que se asemeje lo máximo posible a las sensaciones que provoca el futbolín tradicional», dice. Él es de los que se saltaban clases («pocas, eh») para echar una partida con los amigos en los recreativos o en el bar. 

En Futbolín 3D existe la posibilidad de jugar un usuario contra otro o bien contra la máquina. Las barras de futbolistas (porteros, defensa, medios y delanteros) se manejan preferentemente con los pulgares. Pueden jugar hasta un máximo de cuatro personas a la vez (dos contra dos). Hay dos opciones: amistoso o torneo de tres partidos (cuartos, semifinales y final). De momento, no hay enfrentamientos online. «Más adelante implantaré esta modalidad, que permitirá partidas simultáneas de hasta cuatro jugadores y con una variante llamada Modo en red para personas que tengan sus móviles conectados a una misma Wifi», explica.

El partido gordo del videojuego  es el Real Madrid-Barcelona, pero con una salvedad, «para evitar problemas de copyright, al Madrid lo llamo Clásico 1 y al Barça Clásico 2». También se pueden elegir las selecciones de Alemania, Argentina, Brasil, Catalunya, España, Francia, Inglaterra, Italia y Portugal. «En este caso no creo que me vengan a incordiar por el tema de derechos», apunta. 

Es el primer juego en serio de este joven de El Vendrell. Antes probó con uno de plataformas titulado SuperMim, pero solo hizo tres pantallas. «La idea se me ocurrió porque no había nada digno que aportara ni una pizca siquiera de la diversión que aporta el futbolín tradicional. Futbolín 3D permite sentirse como en un salón recreativo, echar la monedita, caer las bolas y ponerte a los mandos. Una vez entiendes cómo funcionan los sencillos controles, disfrutas como una enano linchando a la máquina», comenta. 

Para motivar a los usuarios a jugar dispone de Cerdines, la típica hucha de cerdito, reconvertida en moneda virtual para desbloquear contenidos, como equipos, campos, pelotas o fondos.  

El juego está en español e inglés. «En base a la sugerencias que me envíen los usuarios, lo traduciré a más idiomas», avanza Romero. También prevé hacer la versión de iPhone, «que aún no tengo lista porque Apple es mucho más serio a la hora de filtrar los juegos que se publican en la AppStore».
 

La selección catalana, incluida
José María Romero ha incluido la selección catalana en ‘Futbolín 3D’, en un momento convulso a nivel político. «La verdad es que yo no soy de meterme en política. De hecho en la aldea no tengo ni conectada la antena de la televisión por lo poco que me interesan las noticias del mundo», dice. 

Tampoco soy independentista, pero opino que todo el mundo tiene derecho a una opinión libre y respetada por el resto de gente. Creo que es el primer videojuego de fútbol del mercado que incluye a Catalunya», afirma.

Temas

Comentarios

Lea También