Más de Costa

El futuro del puerto de la térmica modificará el litoral del Baix Penedès

Endesa considera que eliminar 400 metros del dique central es la solución para evitar la erosión en Cunit y Calafell

JOSÉ M. BASELGA

Whatsapp
El solar tras el derribo de la térmica. En primera línea la dársena de toma de agua.  FOTO: ENDESA

El solar tras el derribo de la térmica. En primera línea la dársena de toma de agua. FOTO: ENDESA

Derribada la central térmica de Cubelles ya hace más de un año queda por decidir el futuro de otra infraestructura de lo que fue ese complejo industrial.

Es lo que se conoce como puerto de la térmica. En realidad era una toma de agua para la refrigeración de circuitos de la central. Son tres espigones y una dársena protegida por diques de 820 metros y que está llena de arena.

Debe decidirse si se deja, si se retira totalmente o en parte. Cualquier intervención debe calibrar los efectos para las playas de Cunit y de Calafell ya que es el ámbito de afectación de esas barreras para la dinámica litoral.

La térmica todavía en la zona.

Por normativa, Endesa debe dejar la zona tal y como la encontró hace 40 años, pero tras cuatro décadas con esas barreras condicionando la dinámica litoral, debe calcularse qué pasará si se retiran. En ese tiempo han configurado unas playas en su entorno. La decisión final la tendrá el Ministerio de Transición Ecológica.

Endesa ha presentado un estudio con las diferentes posibilidades. El informe presenta alternativas desde dejar la dársena tal y como está a la eliminación o sólo retirar algunas de las barreras de piedra e incluso de tres espigones de Cunit. El estudio analiza los efectos de todas las intervenciones en las playas entre Vilanova y Calafell. Tanto para la calidad del agua, pesca, dinámica litoral y el riesgo de erosión.

La alternativa

La conclusión del informe es que la alternativa que no genera un impacto negativo es demoler 400 metros de la parte central del dique principal y la realimentación de arena para lograr unas playas encajadas. Supone crear en la zona unas playas integradas en el paisaje actual.

El dique del que tendría que demolerse una parte.

El estudio considera que esa actuación beneficia a las playas de Cubelles y Cunit además de generar playa dentro de la dársena y frenar la erosión entre las barreras de la térmica y el puerto de Segur de Calafell. El proyecto de Endesa está en información pública con el objetivo de empezar las obras el próximo año.

Otras opciones valoradas fueron la no intervención o la eliminación total del puerto. Según el estudio, dejar la zona tal y como está llevaría a que la dársena se llenase de arena con unos 5.000 m3 al año extrayendo ese volumen de las playas de Cunit, lo que aceleraría el retroceso de la costa y las inundaciones tanto en el municipio como en Calafell.

La eliminación

Por su parte la eliminación de la dársena podría llevar a que con la liberación del sedimento las playas llegasen a ganar hasta 20 metros de anchura por el volumen liberado, pero que estaría a merced del transporte de sedimentos. Con ello aumenta la posibilidad de acumulación de arena en el dique del puerto de Segur.

La dársena está totalmente aterrada

Esa arena liberada en la zona debería ir recolocándose ya que la aportación principal que debería ser el torrente del Foix no debe valorarse ya que apenas arrastra sedimentos. En todo caso la intervención en esos diques va a cambiar el paisaje litoral del último medio siglo.

Recreación de cómo quedaría zona con la intervención planteada por Endesa.

Las playas de la zona están muy afectadas por la erosión favorecida por el puerto de la térmica que data de entre 1975 y 1979. Entre 1983 y 2000 se aceleró el proceso de aterramiento y la dársena se llenó de arena. 

En 2006 los dragados para sacar ese sedimento dejaron de hacerse. Para intentar frenar el impacto de las mareas en Cunit se construyeron diques exentos paralelos a la costa antes de 1984.

En 1993 se regeneraron las playas llenándose hasta su máxima capacidad. A las playas de Cunit también le afectó el puerto de Segur.

Ese puerto de Segur de Calafell también ha tenido un gran impacto en las playas. Ente 1883 y 2004 al ser un puerto exento (separado de la costa) con un puente sobre la arena no afectó al transporte de sedimentos.
 

Aportes
Pero no se tuvo en cuenta los efectos de la difracción y la generación de tómbolos que han hecho girar la playa y apoyarse en el puerto lo que ocurrió entre 1983 y 1993. Este último año hubo aporte de arena forzando la forma en planta de la playa. Posteriormente el puerto se unió a tierra

Sin embargo la erosión es una constante y ahora debe valorarse los efectos de intervenir en el puerto de la térmica para las playas vecinas.     

Temas

Comentarios

Lea También