El instituto de Segur de Calafell impulsa la formación digital

Los alumos de primero de ESO siguen las asignaturas con ordenador

José M. Baselga

Whatsapp
Alumnos de La Talaia de Segur de Calafell.

Alumnos de La Talaia de Segur de Calafell.

Los alumnos del primero de ESO del instituto La Talaia de Segur de Calafell han entrado de lleno en la formación digital. Durante el confinamiento, entre la dirección del instituto y la asociación de padres (AMPA), aceleraron la puesta en marcha de un sistema de enseñanza que va a implantarse en Catalunya y que tiene en los recursos digitales su esencia.

En el instituto optaron este curso por minimizar el reciclado de libros ya que los ordenadores iban a ser el material esencial. Ayuntamiento y AMPA ha ayudado a comprar terminales a las familias con más dificultades y también un aparato de una especie de Wifi que permite la conexión en casa.

Cada alumno dispone de un equipo Chromebook.  Son ordenadores que utilizan el sistema operativo Chrome OS, desarrollado por Google y que se usan conectados a Internet ya que el contenido está en la nube.


Por ejemplo: Los alumnos llegan a clase, abren el ordenador y seleccionan la asignatura. Allí el profesor ha incorporado el material necesario. Desde los textos a vídeos y otras referencias que completen la materia en cuestión.

En la nube

Al estar en la nube, toda esa información puede posteriormente consultarse en casa o donde el alumno lleve su Chromebook. Así, en caso de que deba restringirse el acceso al colegio por motivos sanitarios, los alumnos pueden seguir las clases desde casa. El sistema permite interactuar entre los alumnos y el profesor, lo que ayuda a preparar trabajos en equipo o compartir dudas y soluciones. 

El director del centro, Sergi Gallet, señala que «el sistema va a implantarse en todos los centros. En La Talaia hemos aprovechado la situación para activarlo, reducir el programa de reciclaje de libros y destinar recursos a la digitalización».

Un cargador de ordenadores.

El aula de informática se ha desmantelado y repartido los equipos de sobremesa por otras clases, lo que permite ampliar las competencias informáticas de los estudiantes. También han adquirido 20 portátiles Chromebook para reforzar los de sobremesa.

El director de La Talaia destaca que el sistema permite acceder a numerosa información y a una transversalidad entre las asignaturas. Así, en una clase de historia que pueda impartirse en catalán,  el maestro también puede realizar correcciones en caso de faltas ortográficas

De momento son 132 alumnos de primero de ESO los que han incorporado este sistema, pero también algunos de segundo y tercer curso. Ha comenzado por los de primer curso de ESO ya que el objetivo es que estos alumnos sigan todo su recorrido en el centro con el uso de las herramientas digitales.
 

Temas

Comentarios

Lea También