Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El joven grafitero que saltó al mar en Calafell se delató en Facebook

Es Salvamento Marítmo quien debe decidir si pide al joven el coste del operativo con un helicóptero y una patrullera
Whatsapp
En las taresas de búsqueda participaron la patrullera y un helicóptero de salvamento marítimo.  Foto: DT

En las taresas de búsqueda participaron la patrullera y un helicóptero de salvamento marítimo. Foto: DT

El grafitero de Calafell que al verse descubierto por la Policía Local entró en el mar y desencadenó un intenso rastreo con participación de un helicóptero y una patrullera de salvamento marítimo durante más de diez horas se delató a sí mismo en Facebook.

Los agentes no vieron al joven salir del agua y se activó un operativo de rastreo por tierra, mar y aire por si le había pasado algo. Pero mientras se realizaba la búsqueda, el grafitero colgó en la red social frases como «menuda la que hemos montado» o «qué follón», que sirvieron a Mossos d’Esquadra y Policía Local para identificarlo y localizarlo finalmente en Barcelona sano y salvo, como explican fuentes policiales.

Los dos cuerpos policiales realizan desde hace meses un rastreo del Facebook de los grafiteros más activos de la localidad para seguir sus actos de vandalismo. Los investigadores sospecharon que el joven que saltó al mar al ser sorprendido cuando presuntamente iba a realizar pintadas era uno de los habituales del municipio.

Rastreo en la red

Cuando se le dio el alto llevaba una mochila con diversos rotuladores. Al rastrear la cuenta de Facebook de los grafiteros habituales se vio cómo uno narraba la hazaña, lo que permitió la identificación y localización del que entró en el mar.

El operativo que se desplegó ha generado una intensa movilización en las redes sociales que piden que el grafitero asuma el coste del despliegue para su localización mientras él estaría camino de Barcelona. Sólo el combustible del helicóptero y la patrullera pueden ascender a más de 8.000 euros.

El Ayuntamiento de Calafell ya ha dicho que en este caso no puede personarse como acusación particular ya que no pilló al joven realizando pintadas en espacios públicos.

Ahora es Salvament Marítim del Ministerio quien debe decidir si repercute el coste de la búsqueda por parte del helicóptero y la patrullera al joven que entró en el mar.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También