Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El litoral tarraconense ya dispone de 120 boyas ecológicas

Este año se instalarán diez nuevos biotopos artificiales en Altafulla y siete más en Tarragona
 

ACN

Whatsapp
Ejemplares de biotopos, que se sumergirán este verano en la costa tarraconense. FOTO: Pere Ferré

Ejemplares de biotopos, que se sumergirán este verano en la costa tarraconense. FOTO: Pere Ferré

Los biotopos artificiales ganan terreno en la costa tarraconense. Este año se instalarán diecisiete de nuevos –siete en Tarragona y diez en Altafulla–, con los que se llegará a la cifra de 120 biotopos sumergidos desde que se puso en marcha la iniciativa en el año 2012. Se trata de grandes piezas de obra y piedra hechas con cemento natural de alta durabilidad que atraen a la flora y la fauna marinas y hacen que se forme un arrecife. Se sitúan bajo las boyas que delimitan la zona de baño en superficie y tienen una altura de entre un metro y medio y dos metros. Su amplitud es de un metro y medio. Pesan entre 1.500 y 2.000 kg. Los biotopos, financiados por Repsol, incorporan un sistema de boya intermedia que no daña el fondo marino.

Estos elementos se instalan de forma permanente y, al terminar el verano, solo se retira la cadena y la boya de plástico superior, hecho que permite que la vida marina que se ha generado a su alrededor siga creciendo. Con el nuevo sistema, la base queda en el fondo del mar y al empezar cada temporada, unos submarinistas localizan por GPS la posición exacta para colocar nuevamente una boya de superficie.

En lo que respecta a la financiación del proyecto, Repsol se hace cargo de los biotopos, mientras que los ayuntamientos financian el mantenimiento del material y la instalación y desinstalación de la parte que va desde la boya intermedia hasta la superficie. Los municipios que usan este sistema de balizamiento son Torredembarra (con 32 biotopos), L’Ametlla de Mar (11), Altafulla (38), Salou (8),Tarragona (26) y l’Hospitalet de l’Infant (5).

Torredembarra y Altafulla, además, tienen parques de biotopos, una extensión de terreno donde hay biotopos sumergidos con los que, además, se busca acercar el mar a sus visitantes a través de actividades acuáticas y educación  medioambiental.

Temas

Comentarios

Lea También