Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mar arrastra a la orilla a millones de medusas velella

Son inofensivas para las personas pero no deben estar en contacto con los ojos y heridas

José M. Baselga

Whatsapp
La playa de Coma-ruga.

La playa de Coma-ruga.

La pasada semana la primera franja marítima de la costa del Baix Penedès ya tenía una masiva presencia de medusas de la especie velella, característica por su apéndice en forma de vela y color azul.

Así, se esperaba que cuando soplase el viento de garbí (de mar a tierra) los millones de medusas que navegan a merced de las corrientes y del aire acabasen en la orilla de las playas.

Teñida de azul
En la mañana de este sábado la costa ya ha aparecido teñida de azul. Esta medusa en principio no supone un peligro para las personas ya que sus tentáculos (nematiscitos) son muy pequeños y no pueden atravesar la piel.

Ejemplares de veleta.

Sin embargo hay que tomar las precauciones lógicas y evitar el contacto con los ojos o con heridas abiertas. Cuando quedan varadas en la arena mueren de manera rápida y son retiradas por los equipos de limpieza.

Habitual
Aunque es una especie muy habitual en aguas cálidas hacía años que no se presenciaba en las costas un masivo varamiento de estas medusas. Los expertos señalan que no hay ninguna razón especial para que el mar haya sacado a tantos ejemplares.

«Había muchos en superficie ya que forman grandes colonias. Se desplazan impulsadas por las mareas y el viento gracias a la vela de su dorso. El garbí las ha sacado», explica la veterinaria Mireia Bou. Una situación que cuando sucede los hace en primavera.

La falta de predadores hace que esté muy expandida en el Mediterráneo. Ella se alimenta de plancton que atrapa con sus tentáculos

Temas

Comentarios

Lea También