Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mar inunda, otra vez, las calles de Coma-ruga

Las olas entran en la trama urbana a través de las canalizaciones que deberían ser desagües

José M. Baselga

Whatsapp
Las calles de Coma-ruga volvieron a quedar anegadas de agua.

Las calles de Coma-ruga volvieron a quedar anegadas de agua.

El temporal de levante de las últimas horas volvió a inundar las calles de Coma-ruga, principalmente, en El Vendrell. Esa entrada de agua de mar en la trama urbana es una constante en episodios de levantada.

Los vecinos llevan años reclamando soluciones, pero hasta ahora no hay soluciones. El problema es que Coma-ruga y Sant Salvador están por debajo del nivel del mar y en caso de temporal el agua entra a las calles por las canalizaciones que deberían ser de desagüe.

Anegadas
La situación hace que muchos vecinos no puedan acceder a sus casas sin mojarse ya que algunas calles quedan totalmente anegadas. 

Para intentar minimizar la situación, ante la previsión de temporal, el Ayuntamiento abre canales de achique, pero hasta que el temporal no remite, el oleaje impide el desagüe de la zona.

El agua llega a las puertas de las casas.

Los vecinos han reclamado reiteradamente soluciones como la colocación de bombas de achique, pero para el Ayuntamiento son una solución cara.

También recuerdan los vecinos que hace años se construyó un gran depósito subterráneo para recoger agua de pluviales.

Sin embargo ese depósito, construido en 2006 en la plaza de las Palmeres, nunca ha llegado a funcionar, como denunció ERC, en la oposición. El Ayuntamiento justificó en su día la obra para recoger el agua de pluviales y evitar inundaciones de las calles.

Un estudio
El pasado mes de julio el Ayuntamiento aprobó iniciar estudios para aplicar medidas que eviten las inundaciones por temporales de mar o lluvia intensa. El trabajo también debía detallar las zonas más sensibles a esas situaciones.

Para la zona de la avenida Brisamar, una de las más habitualmente afectadas se planteó hacer un depósito de pluviales con un plan de inversiones de la concesionaria de agua.

De momento parece que la solución es asumir la entrada de agua a las calles en casos de levantada y una vez finaliza el fenómeno abrir canales en la playa para agilizar el desagüe. En esta ocasión el Ayuntamiento explica que también levantó barreras para intentar la entrada del mar a las calles.

Temas

Comentarios

Lea También