Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mar prometido

Antoni Benaiges, maestro e hijo de Mont-roig, fue destinado a un pequeño pueblo de Burgos y prometió a sus alumnos que les llevaría a ver el mar. Nunca lo cumplió. Murió fusilado en 1936. Ahora, un libro recogerá su historia
Whatsapp
Hay alumnos que todavía recuerdan aquella época, donde el maestro de Mont-roig les prometió el mar. Foto: Sergi Bernal

Hay alumnos que todavía recuerdan aquella época, donde el maestro de Mont-roig les prometió el mar. Foto: Sergi Bernal

«También ellos, los niños, saben del mar sin haberlo visto nunca». Son palabras de Antoni Benaiges, un maestro republicano nacido en Mont-roig del Camp que fue destinado a un pequeño pueblo de Burgos, Bañuelos de Bureba. En enero de 1936 prometió a sus alumnos que les llevaría a ver el mar. Los niños lo imaginaron. Lo trabajaron en el aula. Y elaboraron relatos donde imaginaron cómo debía ser. Unos textos que se recopilaron en un pequeño cuaderno titulado El mar. Visión de unos niños que no lo han visto nunca. Pero Benaiges jamás pudo cumplir la promesa ni acompañarles para que conocieran el mar de su Mont-roig natal. El alzamiento nacional truncó las expectativas de aquel viaje. Una historia que apenas hace unos años que ha salido a la luz gracias a la mirada del retratista Sergi Bernal, que ahora trabaja para recogerla en las páginas de un libro.

Era julio. Los falangistas llegaron a Bañuelos de Bureba. Y arrestaron a Benaiges, que en aquel momento se convirtió en el protagonista de un drama histórico que durante siete décadas permaneció enterrado en el olvido. Murió fusilado días más tarde, tras ser atado, torturado y ridiculizado. No pudo cumplir la promesa.

Imagen del cuaderno 'El mar. Visión de unos niños que no lo han visto nunca'. Foto: Sergi Bernal


Han pasado siete años desde que el fotógrafo Sergi Bernal se adentró en los montes de la Pedraja de Burgos para documentar la exhumación de aquella gran fosa de republicanos fusilados en 1936. Allí, desde su objetivo y su mirada, se desenterró la historia de Benaiges. «En todo este tiempo han ocurrido tantas cosas…», reconoce Bernal. Ha difundido la historia en los últimos años a través de la exposición Desenterrando el silencio que relata el proceso de exhumación de la fosa y la aparición del maestro. La muestra puede verse hasta el 22 de octubre en la Torre del Port de Cambrils.

Los años pasan y la cruzada de Bernal para difundir la historia del maestro que prometió el mar sigue adelante. Quiere llegar a otros públicos. Preparan la novela El mar será…, escrita entre Sebastián Gertrúdix, maestro especialista en la técnica Freinet (como Antoni Benaiges), y el mismo Bernal. Ambos tratan de recrear los dos últimos años de la vida del maestro. Y contribuir a poner su nombre en el lugar de la historia que se merece.

«Gracias a los testimonios, a las crónicas de la época, a las publicaciones del propio maestro y a los cuadernillos escritos por los niños, nos hemos podido acercar al educador y militante político, pero también al hombre enamorado y sensible», insiste el fotógrafo.

Bernal descubrió la historia durante la exhumación de la fosa de la Pedraja de Burgos. Foto: Sergi Bernal

Pero también quieren llegar a los jóvenes. Con un cómic. Desde hace meses trabajan con el dibujante Javier Martínez Sancho en una historia que transcurrirá por distintos escenarios y épocas. Todo entre 1912 y 2010, desde Mont-roig a La Pedraja y de La Pedraja a Briviesca. Y busca acercarse a las escuelas, implantando en las aulas el trabajo con imprenta, como lo hacía la escuela de Benaiges ocho décadas atrás.

El objetivo de Bernal es claro. Quiere recuperar la memoria del maestro, relatando cada uno de los detalles de lo ocurrido, «desde su trabajo diario en la escuela, resaltando su perfil pedagógico, pero también el más político y militante. Y el asesinato en los Montes de La Pedraja».

Comentarios

Lea También