Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mensaje del nuevo CIT de El Vendrell. 'Hay que adaptarse a la realidad'

La nueva junta quiere frenar la 'fuga' de clientes a otros municipios.

José M. Baselga

Whatsapp
Miembros de la nueva junta del CIT con el anterior presidente.

Miembros de la nueva junta del CIT con el anterior presidente.

El Vendrell tiene un acogedor centro histórico y empresarios que han invertido para hacer unos establecimientos atractivos con personal profesional. Pero en El Vendrell hay también una caída de ventas.

«Porque es una localidad con mucho desempleo», explica Juan González, miembro de la nueva junta del Centre d’Iniciatives i Turisme (CIT). «Pero además, quienes tienen capacidad de compra salen del municipio», añade González.

Retos
Cortar esas fugas es uno de los principales retos de la nueva junta del CIT formada entre otros por Salva Rodríguez (Telelux), Laura Angós (Ralet Ralet) y Juan González (Wisconsin). La nueva junta se ha formado tras la renuncia de la anterior que presidía Magí Mateu, que dimitió en septiembre.

Cortar la fuga de clientes y la pérdida de socios son las prioridades del CIT, una entidad comercial con 67 años y que de los 400 socios que llegó a tener ahora cuenta con 255. «Hemos de volver a implicar al comercio», señala González.

La renovación
«Renovarse o morir», señala. Pero ¿por dónde pasa esa renovación? «Las dinámicas de compra hoy son muy diferentes. Hay que adaptarse a la realidad», explica González. Considera que deben revisarse los horarios de apertura y amoldarse a la demanda. En este sentido señala a la próxima campaña de Navidad. «Siempre hay unos días que son conflictivos porque no todos quieren abrir. Y para dar una imagen de centro comercial atractivo debe estar todo abierto».

La nueva junta del CIT presentará sus proyectos de actuación en unas dos semanas. El anterior presidente Magí Mateu, explicó tras su marcha la dificultad durante su gestión para convencer a algunos comerciantes de que debían abrir los festivos en los que la localidad se llena de visitantes. Mateu también criticó los retrasos del Ayuntamiento para abonar las subvenciones.

La nueva junta evita entrar en la participación del Consistorio. «La recuperación del músculo comercial debe surgir del propio comercio con su implicación», destaca González.

La próximo campaña de Navidad «debe ser el inicio de un cambio de tendencias en cuanto a la apertura». La nueva junta ya prepara también también campañas como las de Hallooween para el próximo mes.

Temas

Comentarios

Lea También