Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mercadillo de La Pineda lleva cuatro semanas sin lavabos portátiles

El año pasado también se retrasó su instalación. El consistorio dice que es por una problema de la concesionaria 

Carmina Marsinach

Whatsapp
Ayer fueron pocas las paradas que se instalaron en el mercadillo de La Pineda por la lluvia.  FOTO: Pere Ferré

Ayer fueron pocas las paradas que se instalaron en el mercadillo de La Pineda por la lluvia. FOTO: Pere Ferré

El mercadillo de La Pineda ya ha arrancado la temporada. Como se lleva haciendo históricamente, las paradas se ubican cada viernes en el parking del Aquopolis desde el viernes anterior a Semana Santa y hasta el mes de octubre. Al tratarse de una zona alejada, cada año el Ayuntamiento coloca dos lavabos portátiles, uno de ellos para minusválidos. Pero este año aún no se han instalado y los paradistas están indignados. 

El presidente de la Associació de Marxants de la província de Tarragona, Josep Gómez, explica que son muchos los clientes que les piden poder ir al aseo, sobretodo gente mayor. La única solución es enviarlos a los hoteles más cercanos o a la zona del paseo marítimo. «Es indignante (...)  el año pasado ya nos encontramos con la misma situación y no tiene por qué pasar. Siempre hay dejadez de cara a los paradistas», lamenta Gómez, quien recuerda que con las tasas que abonan a las arcas municipales por instalarse en la vía pública ya están pagando poder tener estos servicios. 

Los comerciantes consideran que sin aseos el mercadillo está dando «muy mala imagen». Además, exigen unos lavabos que estén en condiciones, ya que con los que se colocan cada año cuando han ido más de tres personas, ya están sucios
Según Gómez, desde el Ayuntamiento el año pasado argumentaron que el retraso de los lavabos fue debido a la aplicación del artículo 155 con el que tenían las cuentas intervenidas. Pero aseguran que esta vez no se les ha dado ningún tipo de información. 

Por su parte, fuentes municipadel área de Serveis Públics explican que el retraso de la instalación de los dos lavabos ha sido por una problemática interna de la concesionaria que debe suministrarlos al Ayuntamiento y que precisamente ayer mismo quedó resuelto. En este sentido, aseguran que el próximo viernes 10 de mayo los servicios ya estarán operativos. 

Por otro lado, algunos paradistas lamentan que los agentes de la Policia Local veten la entrada a aquellos que no estén al día de los pagos y piden que el consistorio sea más flexible ya que si no pueden montar la parada, no pueden «ganarse la vida», dicen. Aún así, Gómez considera que en este caso el Ayuntamiento sí que pone facilidades para que los comerciantes puedan pagar sus tasas de forma fraccionada durante todo el año. 

En relación a la flexibilidad en el control y pago de las tasas municipales del mercadillo, desde la concejalía de Governació exponen que viene marcado por una cuestión del trámite administrativo y de transparencia, ya que constantemente se hace fiscalización de los trámites y los funcionarios deben mantener «un estricto cumplimiento del procedimiento que están llevando». 

De las tasas más caras

Los comerciantes también lamentan las elevadas tasas del mercadillo de La Pineda. «Junto al de Salou es de los más caros», explican. Cada metro de la parada por día cuesta 2,10 euros pero hay que tener en cuenta que a diferencia de los otros mercados de la provincia en el que los paradistas pueden instalarse durante todo el año, unas 52 semanas aproximadamente, en el caso de La Pineda tan solo aprovechan 30 días en todo el año. «Y tan solo son buenas 6 semanas», aseguran. 

Una vez hayan pasado las elecciones la Associació de Marxants  quiere reunirse con los Ayuntamientos de las distintas localidades para revisar a la baja las tasas que pagan. 

Una ubicación mejorable 

Los paradistas aseguran que quizás el parking del Aquopolis no sea la mejor ubicación posible pero durante los últimos años el mercadillo ha crecido tanto que sería inviable colocarlo en otro espacio. Según Gómez, lo ideal sería volver al paseo marítimo en la zona popularmente conocida como Pineda Drink, pero con más de 100 puestos, es imposible. 

Temas

Comentarios

Lea También