Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El mítico restaurante Morros de Torredembarra da paso a un edificio de apartamentos de lujo

Combinará los alquileres de seis pisos turísticos con oferta de restauración. Las obras se iniciarán en un par de meses
Whatsapp
Aspecto de la fachada principal del edificio. A pie de calle, el restaurante; arriba, los apartamentos. Foto: Cedida

Aspecto de la fachada principal del edificio. A pie de calle, el restaurante; arriba, los apartamentos. Foto: Cedida

El restaurante Morros de Torredembarra fue un emblema de la gastronomía de las comarcas tarraconenses. Comensales de toda Catalunya hacían parada allí para degustar su cocina de calidad. Además, acogió la celebración de numerosos eventos. Pero hace ya tiempo que bajó su persiana -el hotel sigue abierto-, cerrando así una etapa histórica. El futuro del edificio quedó en el aire. El grupo inversor Tidex i Associats ha adquirido el inmueble para construir un nuevo restaurante en la planta baja y apartamentos de lujo en las superiores. La compra fue escriturada a finales del año pasado, y ahora la sociedad ya tiene el proyecto preparado para iniciar las obras, si no surgen contratiempos, en un par de meses.

Será una operación similar a la del emblemático restaurante Joan Gatell de Cambrils, también gestionado ahora por Tidex con un restaurante y apartamentos. «Es un modelo que funciona muy bien. Así que lo llevaremos también a Torredembarra, donde tendremos una ubicación privilegiada y ayudaremos a reactivar la oferta turística», señala Josep Maria Lloret, uno de los socios de la compañía.

El edificio, con una estética marcada por los colores blancos, constará de un sótano, una planta baja donde se ubicará el restaurante -de momento hay un preacuerdo con la misma empresa que abrió en el antiguo Gatell-, y en la superior y la buhardilla estarán los apartamentos. Los espacios tendrán capacidad para entre cuatro y seis personas. Tres apartamentos tendrán vistas directas al mar; los otros tres darán al norte, pero serán dúplex, y además en la planta superior tendrán piscina en una terraza que dará al mar. La inversión prevista por la empresa asciende a unos 2,5 millones de euros.

El edificio no será derribado por completo. Se mantendrá la estructura, aunque será reforzada. «Pero sí que se quitarán las paredes, que se encuentran en muy mal estado, para levantar la nueva construcción», señalan los responsables de la sociedad, que se encargará de gestionar y explotar el espacio.

 

Distintos perfiles de clientes

Ana Antonova, también socia de Tidex, subraya que, aunque el negocio estará abierto a distintos perfiles de clientes, los que habitualmente suelen interesarse por esta clase de oferta son familias procedentes de Barcelona, así como de Francia y de distintos puntos del Valle del Ebro. «En los apartamentos de Cambrils, este invierno tenemos muchas reservas. En Nochevieja estaban llenos», señala Antonova.

En la misma línea se manifiesta Lloret, que defiende este modelo de oferta de alojamientos turísticos: «La apuesta por los apartamentos turísticos permite que la economía esté más viva que en el caso de las segundas residencias, porque no están medio año vacíos, sino que tienen una actividad más constante». Y es que su idea, como los demás proyectos que tienen entre manos, es que esta actividad consiga tener volumen de negocio durante todo el año, ya sea dentro o fuera de la temporada turística. El precio de los alquileres será algo más económico que los establecidos en Cambrils.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También