Más de Costa

El nuevo paseo Miramar de Torredembarra dará prioridad a peatones y bicis

Las obras de adecuación de los 345 metros de la antigua N-340 empiezan el día 19 y tienen un plazo de ocho meses para terminar. Las plazas de aparcamiento actuales desaparecerán

Jordi Cabré

Whatsapp
Fotomontaje de como quedará el tramo del paseo Miramar de Torredembarra.

Fotomontaje de como quedará el tramo del paseo Miramar de Torredembarra.

El paseo Miramar será realmente una avenida integrada en Torredembarra en los próximos años. Por tramos, el Ayuntamiento pretende integrar el trazado de la antigua N-340 al urbanismo local y mantener la importancia de la vía, aunque con un diseño diferente y otras prioridades: peatones, ciclistas y transporte público deben destacar por encima del tráfico rodado actual. También se suprimen plazas de aparcamiento que se deberán reubicar en otros puntos de la ciudad.

En septiembre se anunció la licitación (con una estimación de 1,2 millones de euros). En febrero de este año se adjudicó la obra con el precio más ajustado: poco más de un millón de euros, de los cuales 568.000 vienen de una subvención del Estado y el resto, pagados con crédito bancario.

Fotomontaje de como quedará el tramo del paseo Miramar de Torredembarra.

Ahora, la tercera fase de esta evolución del proyecto es la fecha de inicio de las obras, que el alcalde de Torredembarra, Eduard Rovira, desveló ayer: la remodelación empieza el lunes día 19. 

«Las obras tendrán una duración de ocho meses y ahora diferentes departamentos municipales trabajan conjuntamente con la dirección de la obra ((Philae, Enginyeria de Projectes) y la empresa adjudicataria (Sorigué) para establecer las medidas necesariaspara reducir las molestias», explicó.

Desvíos obligatorios

El tramo que se remodelará este año del paseo Miramar tiene una longitud de 345 metros, la distancia que comprende entre las desembocaduras de los paseos de la Sort y el de L’Estació, la parte del vial más cercana a Altafulla.

Anteriormente, ya se habían ejecutado dos fases de este ambicioso proyecto, una vez se desdobló la N-340 para sacarla de la trama urbana hace ya bastantes años.

La primera ejecución fue en 2016 con la construcción de la rotonda a la altura de la calle dels Pescadors y la segunda obra realizada fue el nuevo alumbrado y la creación del carril bici en el tramo final del paseo, el que discurre delante de los campings que hay en la ciudad. Por tanto, las obras del día 19 será la tercera intervención para cambiar el paseo Miramar y borrar el trazado de la ya desviada N-340.

Este nuevo tramo en obras supone una redistribución de los servicios y del paso de vehículos y en este punto se encuentra ahora el consistorio para poder reducir al máximo las dificultades que comportará cortar el tramo en cuestión hasta final de año, cuando se estima que se podrá reabrir de nuevo según los cálculos iniciales (ocho meses de ejecución).

El Ayuntamiento ha explicado que una vez resueltos los problemas de estas obras y decididas las soluciones más prácticas para el vecindario de la zona y el tráfico rodado que se verá afectado, se informará de ello a la ciudadanía y se añadirá un teléfono y un correo electrónico para poder ir atendiendo aquellos problemas colaterales e individuales que pudieran surgir a partir del inicio de las obras.

Vista aérea del tramo que se remodelará a partir del día 19 de abril. FOTO: Anna F.-Aj. Torredembarra

Entre las características del proyecto destaca la reducción de la anchura de la vía destinada a los vehículos con el correspondiente límite de velocidad, la inclusión de las paradas de las líneas de autobús que actualmente se encuentran en el paseo de La Sort, la rotonda en la intersección del paseo de La Sort con Miramar y los tres kilómetros de carri bici y de peatones que irán desde el límite con Altafulla hasta la urbanización Nova Torredembarra.

Temas

Comentarios

Lea También