Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Costa

El ocio nocturno de Cambrils pide más comprensión al consistorio

Los empresarios de la zona reclaman al Ayuntamiento poder aumentar el horario de apertura de sus locales una hora más
Whatsapp
La Central de Cambrils es uno de los locales de ocio del municipio que reclama una hora más de apertura al Ayuntamiento. Foto: Alba Mariné

La Central de Cambrils es uno de los locales de ocio del municipio que reclama una hora más de apertura al Ayuntamiento. Foto: Alba Mariné

Hace tiempo que una parte de los locales de ocio nocturno de Cambrils piden más facilidades para abrir una hora más durante las noches para poder competir con una mejor oferta de ocio respecto a otras ciudades vecinas. La fuga de clientes a localidades como Reus o Tarragona es una de las preocupaciones más graves de los empresarios, que ven como su clientela prefiere coger el coche y desplazarse a otros destinos para seguir la fiesta hasta la madrugada.

Actualmente, la normativa obliga a los bares musicales a abrir hasta las 2:30h de la mañana entre semana y hasta las 3:00h en fin de semana en días no festivos. Los festivos, este horario se le añaden treinta minutos más. Se trata de una medida que según Patricia Elorza, propietaria del local La Central de Cambrils, es insuficiente:«Sólo pedimos poder abrir hasta las cuatro de la mañana pero siempre nos encontramos con la negativa del consistorio. Queremos fomentar un ocio nocturno de calidad, pero la situación no nos lo permite. No hay facilidades para nuestro sector», sentencia Elorza. Hace unas semanas, explica, organizó un ‘vermut electrònic’ con el consentimiento del Ayuntamiento. Su sorpresa pero, vino cuando unos agentes de la Policía Local se presentaron en el establecimiento para cerrar el acto a las cuatro menos cuarto de la tarde. Elorza recrimina la carencia de comunicación entre el cuerpo de seguridad y el consistorio, ya que tal como asegura, se hizo la petición correspondiente para realizar el acto. En la segunda ocasión que quiso organizar un vermut de estas características para el 21 de abril, su petición fue denegada según ella ‘por la queja de una vecina’.

‘Nos sentimos perseguidos’

Federico Ruben Diez, propietario del local Pacific Rock, tampoco ha vivido una buena experiencia con la policía. «La noche del puente de la Constitución, dos policías vinieron a mi local increpando a mi socio porque tardó pocos minutos de más en cerrar. En el acta, sin embargo, los policías anotaron veinte minutos más tarde que la realidad, concretamente a las 03:40h. Si me hubiera excedido del horario que marca la ley, no tendría inconveniente en pagar la multa de 1001 euros que me imponen. Pero como la versión policial no concuerda con la realidad me niego a hacerlo. El caso está en manos de abogados, aunque ya me han comentado que no hay nada que hacer, ya que la palabra del agente conlleva presunción de veracidad. Nos sentimos perseguidos», lamenta.

Jacob Pallarès, propietario de Siddharta, recalca la necesidad de aumentar una hora más sus horarios: «Incluso en verano, aunque nos permitan abrir durante hasta las tres y media de la madrugada, es insuficiente. Da la impresión que desde el Ayuntamiento no quieran fomentar este tipo de ocio y sólo quieran promocionar el turismo familiar. Pero todo es compatible», asegura.

El Ayuntamiento, en medio

En un primer momento, los empresarios del ocio nocturno consideraron una solución a esta problemática; la revisión del POUM. Por su parte, el concejal de Urbanismo, David Chatelain, concretó que modificar el POUM tan sólo a favor de un grupo de personas sería un delito de prevaricación. Respecto al aumento de horario, asegura que esta competencia no pertenece al consistorio, sino a la Generalitat de Catalunya. El cambio de licencias de bar musical a café teatro -que tienen más requisitos a cumplir pero un horario de apertura más amplio- tampoco es viable a no ser que los locales hagan una reforma integral de sus establecimientos que les permitan superar los requisitos de insonorización más altos de estas licencias.

La ley contempla una excepción para que los bares musicales con licencia puedan abrir hasta tarde. Se trata de la situación en que se realice un espectáculo con una duración definida que se alargue más que el horario de cierre. Aún así, es una medida excepcional.

Según Chatelain, en estos momentos tampoco se considera la opción de escribir una instancia conjunta entre Reus, Salou, Tarragona y Cambrils.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También