Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El okupa de la antigua Montemar de Cambrils consigue el empadronamiento

En el documento se certifica que Jorge Fernández reside en la residencia, un paso más para iniciar su proyecto ‘Edifici Dignitat’

Cristina Sierra

Whatsapp
Jorge Fernández, acompañado por sus compañeros, sostiene el certificado de empadronamiento que verifica que reside en la antigua residencia Montemar.   FOTO: Cedida

Jorge Fernández, acompañado por sus compañeros, sostiene el certificado de empadronamiento que verifica que reside en la antigua residencia Montemar. FOTO: Cedida

Tras 44 días en huelga de hambre, Jorge Fernández obtuvo ayer el certificado de empadronamiento en Cambrils. En el documento se dejó constancia que el activista vive en la antigua residencia Montemar, un edificio que ocupó para su recuperación el pasado mes de junio y que quiere convertirlo en el proyecto social ‘Edifici Dignitat’.

Tras recibir el documento, Fernández expresó al Diari su satisfacción por haber conseguido este escrito que certifica que reside en el inmueble ubicado en la avenida Castell de Vilafortuny número 38 y que toca al vial de Cavet. «Lo he obtenido pero no porque el equipo de gobierno quisiera, sino porque ha habido presión de diputados de sus partidos, que han llamado a la alcaldesa para decirle que tiene que cumplir la ley. También planteábamos denuncias desde partidos», explicó el activista, que reconoció que lo primero que quería hacer tras la huelga era comer lacón con grelos o pimientos de padrón, pero finalmente comió una pizza.

Desde el consistorio señalaron que la demanda de empadronamiento de Jorge Fernández se denegó. Con la presentación de un recurso, el expediente estaba actualmente en trámite y continuaba abierta la vía administrativa que finalmente se resolvió ayer. Las mismas fuentes revelaron que el jueves el activista accedió a que el Ayuntamiento pudiera entrar en el edificio para realizar las comprobaciones pertinentes de que reside allí. Además, aseguraron que servicios jurídicos hacen prevalecer el derecho a empadronarse sobre cualquier otra ley de propiedad, de salubridad y seguridad. 

Con esta alta en el padrón cambrilense se pone fin al tira y afloja entre Fernández y el equipo de gobierno que ha durado casi un mes y medio. El activista inició la huelga de hambre para pedir que lo empadronaran y montó el Campamento Dignidad, que la Policía Local desalojó en dos ocasiones. También Jorge y sus compañeros intentaron sin éxito okupar el ayuntamiento ante la negativa de aceptar su petición. 

Prioridad: impulsar el proyecto

El principal objetivo que tiene ahora Fernández es impulsar su proyecto social. Según comentó, en las próximas semanas se acabarán de limpiar las plantas del edificio, el jardín y el parking, así como el exterior del inmueble. Acto seguido se iniciarán las memorias de calidades y se estudiarán las partidas económicas de las que dispone el equipo. También se prevé iniciar una campaña de crowdfunding para recaudar fondos para poder acoger a las primeras familias. Asimismo el activista ha presentado una denuncia por la vía penal para que se restablezcan los suministros de agua y electricidad. 

Temas

Comentarios

Lea También