Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El 'olvido' de la La Diligencia de Cunit

El propietario del histórico edificio se siente discriminado por el Ayuntamiento

José M. Baselga

Whatsapp
Renato en la puerta de La Diligencia.

Renato en la puerta de La Diligencia.

Había sido una de las primeras masías de Cunit que dataría de 1498. En 1515 fue objeto de una profunda transformación y pasó a ser una casa de postas. 

Era el punto donde paraban las diligencias para descansar y cambiar a los caballos en  los transportes y recorridos de las diligencias hacia Barcelona o Valencia principalmente.

La iglesia y el castillo
Entonces en el centro de Cunit poco más había que la iglesia, el castillo y la casa de postas, como explica Renato García, que hoy regenta el histórico edificio que es un hostal y un restaurante desde hace décadas. 

Hace medio siglo que su padre decidió comprar aquella antigua casa de postas, junto a un socio, que con los años dejó el negocio.
Pero a pesar de ser un edificio histórico, Renato García denuncia que desde el Ayuntamiento no se hace una divulgación de ese patrimonio. «En cambio se publicitan como patrimonio otras masías que incluso están deshabitadas y en ruinas».

«No hay discriminación»
El Ayuntamiento niega que haya ninguna discriminación y asegura que el edificio de La Diligencia está en los catálogos turísticos que edita el consistorio y que muestran el patrimonio y los establecimientos de restauración del municipio.  Además, se han colocado paneles explicativos a la puerta del inmueble que detallan la historia del edificio y que forman parte de una ruta por el núcleo histórico.

Pero Renato García considera que el ‘olvido’ municipal de La Diligencia comenzó hace años «tras una denuncia que puse a un local próximo por el ruido que hacía». El propietario del histórico inmueble también acusó al entonces Ayuntamiento de permitir esa actividad. «Desde entonces no cuentan para nada con nosotros».

El interior del edificio mantiene la histórica decoración.

Explica que hace años a La Diligencia acudían incluso grupos escolares para conocer el edificio ya que ha conservado muchos de  sus elementos y mobiliario histórico. «Siempre he tenido las puertas para quien quiera ver el edificio como el patrimonio que es y que se ha mantenido». Pero ahora se siente arrinconado.

El concejal de Cultura, Jaume Casañas, asegura que en las visitas patrimoniales de Cunit La Diligencia está en el centro de la ruta ya que además está junto a la iglesia y a pocos metros del edificio del Ayuntamiento. «Y en las fiestas y actos se invita a participar a todos los locales del municipio y quien quiere tiene toda la colaboración».

Temas

Comentarios

Lea También