Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El poema que reivindica el recuerdo de Calafell en Youtube

Jordi Nin pone imágenes a los versos de Barral lamentando la desaparición del pueblo marinero

José M. Baselga

Whatsapp
El poema lamenta la pérdida del Calafell marinero.

El poema lamenta la pérdida del Calafell marinero.

Aquel poema impactó a Jordi Nin cuando preparaba un documental sobre el escritor Carlos Barral. El realizador de cine Jordi Nin también  siente Calafell como lo hacía Barral. ‘No podía decirse algo tan profundo de una manera tan simple’, explica.

Así que el poema, que también tiene presencia en el documental sobre Barral, merecía un homenaje a parte. Un destacado. Una creación propia. ‘Porque son muchos en Calafell los que sentimos lo mismo'.

Poema
En el poema Hombres en la mar IV, Barral lamenta el Calafell perdido de barcas y pescadores. Sepultado por edificios. ‘Cada vez son menos los mástiles y menos marineros los hombres que se embarcan’, escribió el poeta afincado en el pueblo.

El autor del trabajo, Jordi Nin.

No queda nada de aquello y Jordi Nin ha querido rendir un homenaje. Al poema, a Barral. En definitiva a la memoria de Calafell.  ‘Fue una pena perder aquel Calafell’, señala Jordi Nin. 

Los políticos
Entiende que ante la dureza del mar muchos pescadores vendiesen aquellas casas que dieron paso a bloques de edificios. ‘Otra cosa son los políticos que lo permitieron sin una visión ordenada del pueblo y de lo que se perdía’.

En su poema Barral lamenta esa sepultura del Calafell marinero. ‘Lo se. Desaparecerán los últimos. Sus barcazas demasiado pesadas envejecen y esta vez para siempre'.

Un Calafell en el recuerdo.

Nin lamenta la pérdida de ese Calafell que Barral condenó en su poema. «Implacable crece a prisa un suburbio de hoteles y terrazas donde estaba la silla del recuerdo», escribía Barral.  Un recuerdo del mar y de sus marineros.

Esa confesión ‘debía tener imágenes y ser narrado’, explica Nin, que destaca la dificultad ‘porque las obras de Barral están para ser leídas. Ha sido un reto. Y un homenaje’.

Temas

Comentarios

Lea También