Más de Costa

El presupuesto de Creixell sigue atado por el saneamiento de las arcas

El equipo de gobierno saca adelante las cuentas municipales para este año con una partida de 700.000 euros destinada a inversiones

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Aj. de Creixell

FOTO: Aj. de Creixell

Las arcas municipales del Ayuntamiento de Creixell siguen bajo control. Las dificultades económicas de este municipio del Tarragonès en la última década (10,8 millones en 2012) han provocado que cualquier factura o ingreso que entrara en el consistorio estuviera supervisado para fiscalizar el dinero y sanear un agujero negro que era más grande que el presupuesto de cada año. 

Este junio, el pleno municipal aprobó de nuevo las cuentas para 2021. Contó con los votos de Junts per Creixell, ERC, AVP-FIC  y el concejal no adscrito Jaime Serret. Siete apoyos por los cuatro en contra del PSC y PP.

Las cuentas aprobadas ascienden a 6,4 millones de euros en cifras redondas, unos 200.000 euros más que 2020. «Es un incremento consensuado con la subida del IPC y con el objetivo de seguir devolviendo el crédito que tenemos con el Estado y poder recuperar la normalidad económica», explica el alcalde Jordi Llopart.

El crédito del que habla el alcalde creixellense asciende a un millón de euros anuales, una cifra que empezó con 9 y de momento se han cumplido los plazos desde 2017. «Parte del remanente de tesorería, el que no destinamos a Serveis Socials, lo aprovechamos para seguir restando capital al dinero que se nos entregó», dice el alcalde, que espera que en cuatro o cinco años se pueda cerrar esta financiación con Madrid.

Respirar, aunque con dificultad

Este crédito con el Estado es el único que tiene abierto el Ayuntamiento, que en los últimos años ha tenido que ir ajustándose al máximo el cinturón para reducir la deuda y poder recuperar liquidez y capacidad de maniobra.

Este 2021, a pesar de que las diferentes presupuestarias con el ejercicio anterior son leves, se repartirá dinero para diferentes áreas, de forma que haya cierta capacidad de maniobra en cultura y deportes, turismo, comercio, medioambiente y urbanismo. En esta área se concentrará el grueso de las inversiones de este año, que suben a 700.000 euros.

«Benestar Social también tiene su partida y en estos tiempos sigue siendo una de las prioridades de este gobierno. No podemos desatender a los creixellenses que todavía sufren por la pandemia», argumenta Llopart.

PAM y PUOSC

Las inversiones programadas para este año se centran en el nuevo aparcamiento de la avenida del Mar, la remodelación de la avenida del Ferrocarril, obras de mantenimiento del Casal Municipal y reparaciones en las calles que requieran una atención puntual. También está previsto mejorar el ajardinamiento en puntos de la vía pública.

Jordi Llopart admite que «todas las inversiones que llevamos a cabo están condicionadas a subvenciones de la Diputació (PAM) o de la Generalitat (PUOSC) si nos conceden esta ayuda podemos avanzar y realizar estas mejoras que pretendemos en la localidad. Y seguiremos en esta línea mientras no podamos recuperar cierta normalidad económica en las arcas del consistorio».

Temas

Comentarios

Lea También