Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El proceso de ‘transformación’ del Nàutic de Cambrils arranca en septiembre

El club ha adjudicado las obras de las dos primeras fases a la UTE Arnó-Trans Maber S.L. 
La idea es prepararse para afrontar las necesidades del sector a 25 años vista

Mònica Just

Whatsapp
Imagen virtual del aspecto previsto para el edificio social del club después de las obras. FOTO: c.n. cambrils

Imagen virtual del aspecto previsto para el edificio social del club después de las obras. FOTO: c.n. cambrils

Los trámites para realizar el proceso de transformación del Club Nàutic de Cambrils y su entorno avanzan según el calendario previsto. A día de hoy ya se conoce quién se encargará de llevar a cabo las dos primeras dos fases. Y es que el Nàutic ha adjudicado a la UTE Arnó-Trans Maber S.L. las obras de remodelación de la dársena deportiva del club.

Unos trabajos que pretenden dotar de importantes mejoras el Passeig Marítim, la dársena deportiva, la obra civil y el varadero, y la previsión es que arranquen en apenas una semanas, en septiembre, una vez se dé por finalizada la temporada de verano. Aunque los trabajos previos ya arrancarían días antes para empezar a perfilar las actuaciones a realizar. Un proyecto con el que quieren prepararse para afrontar las necesidades del sector que se generarán a 25 años vista. Abrirse a la ciudadanía. 

Es un proyecto que se pretende ambicioso, como ha puesto sobre la mesa en varias ocasiones el presidente de la entidad, Ramon Vallverdú. Supondrá una inversión total que supera los ocho millones de euros, que se desarrollarán en tres años de obras (en periodo estacional) y que supondrá una transformación del Nàutic y de la zona portuaria cambrilense.

La adjudicación que se ha hecho en las últimas semanas –que suma 7,2 millones– incluye las dos primeras fases del proyecto que culminará con una tercera, la de las edificaciones, que en este caso todavía está pendiente de licitar. La primera fase será la del paseo que va desde la altura de la entrada del Club Nàutic hasta las escaleras de acceso a la playa. Esta primera etapa supondrá una mejora en la movilidad de los peatones y en el acceso a la zona reservada para las naves de nueva construcción para las empresas náuticas.

 Remodelación de pantalanes

La segunda fase incluye obra civil, lámina de agua y varadero. En este caso, supondrá la remodelación total de los pantalanes optimizando la lámina de agua. Esto implicará un incremento importante del número de amarres. El proyecto contempla también ampliar el área técnica del varadero.

Según apuntan los responsables del Club, las obras de las dos primeras fases se realizarán –si no hay contratiempos– en un periodo de diez meses. Los responsables de la entidad decidieron adjudicar las obras mediante un proceso de concurso público, algo que no es un procedimiento habitual en entidades privadas de estas características. «Desde el club se apostó por esta fórmula ya que daba las garantías necesarias y respondía a las necesidades de los socios», señalan sus responsables. 

Edificio social y Escola de Vela

La tercera y última fase se dejará para el año que viene y se entrará en las edificaciones. En este caso, sigue pendiente de licitación y consistirá en la creación de nuevos locales y naves para ubicar las empresas náuticas; una zona de pañoles para socios y usuarios, la ampliación y renovación del edificio social, «diferenciando de forma clara la zona de socios y la de usuarios», apuntó en su día el presidente.

También habrá un edificio nuevo para la Escola de Vela y la Acadèmia Nàutica, para cubrir así la demanda creciente. Y otro para Capitania, junto a un renovado Bar Barlovento,  así como una terraza y una piscina exclusivos para los socios. Esta fase contaría con un presupuesto de 1,2 millones.

Las bases del concurso público han sido establecidas desde un punto de vista técnico por el  Col·legi d’Enginers de Camins, Canals i Ports y evaluadas por cinco ingenieros de caminos independientes, que han conformado la mesa de evaluación. A cada propuesta se le ha asignado una puntuación, tanto en la parte técnica como en la parte económica. La apertura de los sobres con los resultados de la puntuación obtenida por cada uno de los participantes se hizo ante notario y con la presencia de las empresas que optaban al concurso.

Temas

Comentarios

Lea También