Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El proyecto de museización del Mas Miró avanza tras dos años paralizado

La fundación prevé empezar en breve los primeros trabajos para permitir que la masía pueda acoger visitas guiadas
Whatsapp
La masía donde se inspiró el artista se encuentra ubicada en Mont-roig, muy cerca a la autopista. Foto: Alba Mariné

La masía donde se inspiró el artista se encuentra ubicada en Mont-roig, muy cerca a la autopista. Foto: Alba Mariné

Joan Miró fue uno de los artistas catalanes con más reconocimiento internacional. Y su relación con Mont-roig del Camp, según aseguraba él mismo, marcó buena parte de su obra. La masía que tenía en esta localidad del Baix Camp era para él un lugar especial. Pasó largas temporadas allí. Tenía su propio taller, y fue un foco de inspiración para su obra. Precisamente con el objetivo de dar a conocer este lugar tan significativo, hace un par de años se constituía la Fundació Mas Miró, formada por el Ayuntamiento, la Fundació Joan Miró -con sede en Barcelona- y los sucesores del artista. Se presentó el proyecto por todo lo alto, con la voluntad de arreglar el espacio y convertirlo en casa- museo. Pero han pasado casi dos años y no se han conocido más detalles.

El alcalde y presidente de la fundación, Ferran Pellicer, afirma que pronto se desencallará la inversión: «Tenemos el proyecto casi listo y después de fiestas se comenzará a actuar realizando las primeras mejoras y tareas de mantenimiento para evitar que las dependencias se deterioren más». Asegura que hay fondos económicos, y que un grupo de arquitectos ultiman los detalles del proyecto, que ya está prácticamente terminado.

Por otro lado, buscan conseguir subvenciones que puedan ayudarles, por lo que se han presentado a la convocatoria estatal del 1% cultural.

«Hasta ahora se ha llevado a cabo un trabajo interno y burocrático, recogiendo fondos, y en breve habrá la presentación pública», dice Pellicer. La intención es dividirlo en fases para que pueda abrirse al público aunque sea parcialmente. «Organizaremos visitas guiadas para mostrar el lugar donde se inspiró el artista», señala el edil.

Al margen de la rehabilitación de las propias dependencias, existe otra actuación necesaria para que la zona sea más atractiva para los visitantes. «Disimularemos la parte de atrás, por donde pasa la autovía. Será una de las primeras intervenciones», señala el alcalde.

El principal contratiempo ha sido económico. La inversión prevista es de 2,2 millones de euros. Durante meses, los representantes de la Fundació Mas Miró han buscado empresas y administraciones interesadas en participar en esta iniciativa. Ahora parece que van por mejor camino.

Primero, hace ya un año, recibieron una inyección de 230.000 euros -200.000 por parte de los descendientes y 30.000 de la Associació Nuclear Ascó-Vandellòs (ANAV) que servían de primer empujón. Y La Caixa también donó 15.000 euros para la causa. Pero posteriormente han apalabrado subvenciones y patrocinios que elevarían la cifra a 350.000€, según subraya el consistorio.

Las partes implicadas en el proyecto lo ven como una inversión ambiciosa, que puede ayudar a consolidar el municipio también como referente turístico de la Costa Daurada. «Para nosotros siempre ha sido muy importante. Y nos puede traer muchos visitantes», señala el alcalde. «No hemos estado parados», insiste Pellicer.

Durante este tiempo se ha producido algún asalto. «Nosotros ya retiramos todo el material de valor y lo catalogamos. Cuando corresponda, lo devolveremos a su sitio», dice el alcalde, quien asegura que ahora no hay objetos de valor.

El idilio de Miró y Mont-roig comenzó en 1911, cuando se trasladó a vivir a la finca que había adquirido su padre al marqués de Mont-roig. Tenía 18 años, estaba enfermo yel médico le recomendó alejarse de la ciudad e ir a un lugar tranquilo.- Fue en la masía donde su arte se despertó.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También