Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El proyecto de peatonalización definitivo de Carles Buïgas, en 2019

Los comerciantes de Salou valoran positivamente la prueba piloto aunque no les convence el diseño de los topos y los bidones

Carmina Marsinach

Whatsapp
El tramo peatonal de la avenida Carles Buïgas va desde la calle Zaragoza hasta la calle Murillo. FOTO: ALBA MARINÉ

El tramo peatonal de la avenida Carles Buïgas va desde la calle Zaragoza hasta la calle Murillo. FOTO: ALBA MARINÉ

El Ayuntamiento de Salou prevé hacer realidad el proyecto definitivo de peatonalización de la calle Carles Buïgas en 2019. El pasado verano se puso en marcha una primera prueba piloto en unos 500 metros de la avenida que van desde la calle Zaragoza a la calle Murillo. Según apunta el concejal de Urbanisme, Marc Montagut, la peatonalización definitiva comprendería desde la calle Torremolinos hasta la calle Zaragoza. 

«La valoración de esta prueba piloto es muy positiva y también la de los comercios de las calles paralelas», explica el edil, que recuerda que la voluntad del proyecto es regenerar el centro turístico de Salou que tiene como eje principal la avenida Carles Buïgas.

«La valoración de la prueba piloto es muy positiva. También la de los comercios», apunta el concejal de Urbanisme, Marc Montagut

El Ayuntamiento responde así a las cuestiones que el grupo municipal de Ciutadans planteó la semana pasada. La formación naranja quería saber hasta cuando se alargaría la peatonalización provisional de la avenida. El concejal de Cs, Germán Rueda, lamentó «la falta de información sobre el proyecto» y recordó que «las actuaciones previstas en una de las principales avenidas turísticas de Salou han sido escasas o nulas desde el pasado octubre».

En este sentido, el consistorio ha asegurado que durante el 2017 ya se llevaron a cabo algunas mejoras como la iluminación de algunos bidones porque su ubicación no era suficientemente buena y que en 2018 se realizarán tareas de mantenimiento como rehacer la pintura amarilla de los topos dibujados en el suelo y la de los bidones. 

Desde la Asociación Empresarial de la Zona Turística de Salou valoran positivamente la peatonalización. Según su presidenta, Elaine McParland, la actuación ha atraído más visitantes, sobre todo familias, y más ambiente. 

Para los empresarios de la zona el diseño de este tramo es «el único punto negativo». «No hemos encontrado a nadie que le guste el diseño, ni el color, ni los materiales usados. «Parece una zona de construcción» es el comentario más escuchado. Hay que recordar que fue una cosa temporal y es muy importante escuchar a todas las comentarios para un diseño permanente. Muchos incívicos usan los barriles para dejar bebida, latas, papel, etc», explica. McParland considera que la peatonalización de toda la avenida habrá que estudiarla muy bien pero cree que «el futuro de las ciudades turísticas pasa por cuidar el cliente peatonal». 

Los vecinos insisten en crear una mesa de diálogo permanente para trazar un plan de barrio

Por su parte, la Asociación de Vecinos Salou Este, lamentan que la peatonalización de Carles Buïgas se hiciera sin tener en cuenta su opinión. Explican que desde el Ayuntamiento se les informó en todo momento pero no se les dejó «colaborar». En este sentido, recuerdan la necesidad de crear una mesa permanente de diálogo junto a comerciantes, hoteleros, restauradores y vecinos para desarrollar un plan de barrio. «Hacen un plan de peatonalización y con las calles de al lado ¿qué pasa? No queremos que tan solo nos llamen cuando quieran peatonalizar una calle, sino que queremos que se haga un organismo de reflexión permanente del barrio de acuerdo con todo el mundo», apunta Esther Folch

Menos plazas de parking

Los vecinos consideran que con la peatonalización de Carles Buïgas se han perdido muchas plazas de parking y que en las calles paralelas, las zonas blancas pasaron a ser azules. También exponen que el desvío del tráfico por la calle Murillo y la calle Barbastre ha aumentado considerablemente el número de autobuses que pasan por la zona generando molestias de ruido para los vecinos. «Han desviado 150 autobusos y autocares diarios más todas las furgones de carga y descarga por delante de este trozo de calle (...) Cuando baja el tráfico abren todos los bares con música de discoteca», explican los vecinos. 

Por su parte, el Ayuntamiento asegura que están trabajando para que haya parkings disuasorios y se está intentando tomar medidas de tráfico «para que haya las mínimas molestias», apunta Montagut. 

Premios Architecture Awards

Aunque el diseño de la prueba piloto de peatonalización de Carles Buïgas no ha convencido a todo el mundo, el proyecto que tenía un presupuesto de unos 64.000 euros, ha sido seleccionado como finalista en los premios S.ARCH The 5th International Conference on Architecture & Built Environment + Award, que se celebrará del 22 al 24 de Mayo en Venecia. 

Temas

Comentarios

Lea También