Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El quirófano del Hospital Lleuger de Cambrils abrirá en 2015 tras 5 años de espera

Ofrecerá cirugía menor entre dos y tres veces por semana. El equipamiento fue inaugurado en abril de 2010 por el entonces presidente de la Generalitat, José Montilla
Whatsapp
La coordinadora de enfermería y la directora médica, preparando el quirófano. Foto: Alba Mariné

La coordinadora de enfermería y la directora médica, preparando el quirófano. Foto: Alba Mariné

El Hospital Lleuger Antoni Gimbernat de Cambrils abrió hace casi cinco años. Lo inauguró en abril de 2010 el entonces presidente de la Generalitat, José Montilla. El equipamiento fue recibido con todos los honores, se puso en marcha y empezó a atender a la ciudadanía. Pero no al 100%. Los quirófanos nunca entraron en servicio. De hecho, lo harán finalmente a principios de 2015, más de cinco años después de que el centro sanitario abriera sus puertas.

Primero faltaba solucionar unos problemas técnicos y burocráticos. Se arreglaron en 2012, pero, los meses pasaban y, sin embargo, la instalación seguía sin estar operativa. Hasta ahora.

El Grup Sagessa está ultimando los preparativos para que el espacio pueda ponerse en funcionamiento durante el primer cuatrimestre de 2015. Ofrecerá cirugía menor, es decir, se operarán patologías sin anestesia general ni ingreso: cirugía maxilofacial, traumatología, oftalmología, otorrino y cirugía general. La previsión es que funcione de dos a tres días a la semana.

Según explica la directora médica del centro, Lidia Ríos, «ahora nos acercaremos más al ciudadano, que ya no tendrá que desplazarse hasta Reus para esta clase de intervenciones». «El circuito será más corto, y daremos los máximos servicios en el lugar más accesible para el paciente», añade. Y es que sus objetivos, principalmente, son tres: acercar los servicios a la ciudadanía, ser más resolutivos y disminuir las listas de espera en otros centros hospitalarios de referencia.

Ahora se está llevando a cabo la revisión de la estructura del quirófano y la tramitación de los permisos necesarios para poder abrir, así como el equipamiento de material y la elaboración del plan funcional.

«Teníamos muchas ganas. Por distintas circunstancias, no pudo ser antes, pero ahora es el momento de dar un paso más», señala la directora del centro, quien se muestra satisfecha porque al fin podrá funcionar al 100%.

 

Funcionamiento

El equipo de profesionales del hospital, como primer paso, deberá escoger al enfermo, que tiene que cumplir unos requisitos concretos. Es decir, no debe tener patologías añadidas que puedan suponer riesgos de complicaciones en la intervención. En este caso, se realizaría en un centro más equipado como el de Reus. En segundo lugar, se cerciorarán de que el paciente esté bien informado de la intervención a la que será sometido.

Una vez realizada la operación, le trasladarán al área de reanimación, donde permanecerá un máximo de seis horas para hacer el seguimiento y comprobar que todo ha ido correctamente. Allí, con ellos, siempre habrá una enfermera. «Posteriormente, ya en casa, se lleva a cabo un seguimiento telefónico, de modo que nunca se sentirán desatendidos», señala la directora médica.

El hecho de que en el Hospital Lleuger sólo haya un quirófano, y que haga cirugía menor, es considerado por los profesionales una ventaja, ya que permitirá que todo esté programado y no dependa de posibles intervenciones de urgencia como ocurre en los grandes hospitales. El centro ya cuenta con los especialistas y el personal necesario, y completará el equipo con la contratación de dos enfermeras y un anestesista.

 

Dalmau, satisfecha

La alcaldesa de Cambrils, Mercè Dalmau, se muestra satisfecha porque el equipamiento pueda abrir finalmente. «Inicialmente hubo unos problemas técnicos. Pero se consiguió desencallarlos. Después, sólo quedaba que el Grup Sagessa lo pusiera en marcha», recuerda la edil. Y es que ha sido una preocupación recurrente de todo el mandato para el gobierno local. «El Hospital Lleuger se inauguró en el año 2010 y estaba todo a medias», lamenta la edil.

Pero ahora, Dalmau se siente optimista. Asegura que está «contenta porque la población de Cambrils tendrá el quirófano en marcha y, por ello, un nuevo servicio». Y añade que «era una lástima tenerlo construido, equipado y sin abrir», reiterando que el consistorio había realizado también un importante esfuerzo de financiación.

«Es una muestra de que no hace falta hacer ruido para que las reivindicaciones se consigan. Es mejor ser discretos y dedicarse a hacer el trabajo», apunta la alcaldesa, en referencia a la actitud de los grupos de la oposición en las cuestiones que han levantado más polémica en los últimos años.

 

600 personas diarias

El centro tiene un movimiento de alrededor de 600 personas diarias, y entre 150 y 160 más de urgencias. Y es que a partir de las 21 horas y los fines de semana atienden también las urgencias del resto de la comarca. Una actividad que se intensificó en 2011, con el cierre de las urgencias nocturnas de cinco Centros de Atención Primaria (CAP) de la comarca.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También