Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El quirófano del Hospital de Cambrils sigue cerrado 8 años después de inaugurarse

La idea inicial era que ofreciera cirugía menor ambulatoria, pero se ampliará a mayor. Todavía no hay fecha de apertura

Mònica Just

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

20 de abril de 2010. Puesta de largo. El president de la Generalitat –entonces era José Montilla–, inaugura las instalaciones del renovado CAP de Cambrils, el Hospital Lleuger. Hoy, 19 de junio de 2018, el quirófano del centro ni siquiera se ha estrenado. Han pasado más de ocho años. También varios gobiernos, tanto en la Generalitat como en el Ayuntamiento. Y se han establecido distintos calendarios.

Cuando más cerca estuvo la sala de entrar en funcionamiento fue en 2015, con la previsión de empezar a funcionar a principios de aquel mismo año. Pero nunca llegó a abrir. Ha habido más retrasos. Más contratiempos. Han pasado otros tres años y no ha habido cambios. Las instalaciones siguen sin funcionar. Y los plazos, a día de hoy, todavía no están claros. Al menos, no han trascendido.

Hasta hernias o cataratas

Quien gestiona el equipamiento es el Grup Sagessa. Y asegura que sigue trabajando para que la sala pueda entrar en funcionamiento. Para dar un paso más allá de lo que estaba previsto en un inicio, ofreciendo una gama más amplia de intervenciones quirúrgicas.

«Por nuestra parte, en este momento se está trabajando para que el quirófano disponga de todos los permisos necesarios para poder realizar intervenciones de cirugía mayor ambulatoria (CMA) –como por ejemplo hernias o cataratas, entre otras–». Un hecho que, si finalmente toma forma, supondría un paso adelante en materia de servicios médicos, ya que hasta ahora la sala, aunque no ha llegado a funcionar nunca, solo ha estado preparada para realizar cirugía menor. 

También trabajan –aseguran fuentes de Sagessa– para dotar de contenido este espacio. Dan los pasos que corresponden para hacerlo, insisten.

Hay varios actores implicados además de Sagessa: CatSalut y el Ayuntamiento. Y todos deben alinearse para conseguir que se ponga en funcionamiento al fin un servicio que estaba más o menos preparado pero que nunca ha podido empezar a usarse. Ahora, aún no hay fecha.

Por su parte, fuentes consultadas de Catsalut aseguran que también están encima de este tema. Que lo tienen sobre la mesa y que dan los pasos necesarios para desencallarlo. Señalan que están trabajando conjuntamente con el Grup Sagessa para poderlo abrir en cuanto sea posible. Y que ya está todo acreditado para poder realizar cirugía mayor ambulatoria. El Ayuntamiento, de momento, no se ha pronunciado al respecto.

Evitar el deterioro

La situación del quirófano del centro de salud, que fue rebautizado posteriormente como Hospital Lleuger Antoni de Gimbernat, es algo que preocupa a varios colectivos cercanos, y también a usuarios. Lamentan que unas dependencias que no se usan también se deterioran. Y temen que ocurra esto en Cambrils.

Apuntan que sería «una lástima» que se dejara perder la oportunidad de dar un servicio hasta ahora inexistente en la zona, y obligar a los pacientes a desplazarse a otros centros como el Sant Joan de Reus, con la saturación que también puede suponer para sus instalaciones.

Sea como sea, parece que las distintas partes implicadas siguen trabajando en la puesta a punto. Falta conocer cuándo llegará el día en que pueda empezar a operar. De momento, ya han pasado ocho años.

Temas

Comentarios

Lea También