Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El rastro de ataques del agresor sexual detenido en El Vendrell

Los Mossos le atribuyen hasta cuatro agresiones en la localidad, pero acumula una amplia hoja delictiva

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los mossos desplegaron un amplio operativo en El Vendrell.

Los mossos desplegaron un amplio operativo en El Vendrell.

Los Mossos d’Esquadra mantenían la investigación por una serie de agresiones sexuales contra mujeres en El Vendrell que se producían desde hacía meses. 

El último ataque fue el 26 de julio, cuando una joven de 23 años regresaba a su casa de madrugada en plenas fiestas mayores y fue asaltada en el portal de su casa, en la calle Albinyana. La víctima fue amenazada con un objeto punzante. En ese momento pasó por la zona una tercera persona que al gritar hizo huir al agresor.

Este miércoles los mossos desplegaron un extenso dispositivo en el núcleo histórico de El Vendrell para arrestar al que consideran un «depredador sexual». Al ver el despliegue, Oscar A.V. intentó huir, pero fue capturado.

Cárcel
El viernes el detenido pasó a disposición judicial en El Vendrell y el juez decretó prisión provisional comunicada y sin fianza. También decreta alejamiento de 1.000 metros respecto de sus víctimas y la prohibición de comunicarse con ellas en el supuesto de una puesta en libertad.

El operativi fue en el núcleo histórico.

La medida la toma por la reiteración delictiva y especialmente por el riesgo de fuga. También para evitar que el imputado pueda cometer otros hechos delictivos, lo que el ministerio fiscal considera muy probable atendiendo al curriculum del detenido. 

Abultado curiculum
Y es que el arrestado tiene una extensa hoja delictiva. Oscar A.V. podría ser considerado un depredador sexual. A pesar de que hacía poco que residía en El Vendrell, ya había cometido diversas agresiones en el municipio. 

El detenido además tiene sentencia firme de 2004 por la Audiencia de Murcia como autor de cinco delitos de agresión sexual a la pena de un año de prisión cada uno así como a la pena de 6 años de prisión por otro delito de agresión sexual.  

Riesgo
Aunque las cumplió, suponen un antecedente penal que no ha sido cancelado y reflejan la conducta reiterada del investigado. Considera el juez que sin la pena de prisión podría cometer nuevas agresiones. Y a pesar de tener arraigo, hay un riesgo de fuga por la gravedad de las penas.

En El Vendrell los ataques sufridos por mujeres habían causado alarma. Los Mossos d’Esquadra en su atestado atribuyen al investigado la comisión de cinco delitos de agresión sexual correspondiendo a cada uno de ellos una pena de uno a cinco años de prisión. También se le atribuye un delito de robo con violencia castigado con una pena de 2 a 5 años, cuatro delitos de lesiones leves y otro delito de lesiones. 

En el portal
Al detenido se le imputa la agresión a una mujer el 6 de mayo en El Vendrell. Sobre las 21.45, el detenido la atacó cuando la víctima acudía a su casa. Al intentar entrar en el ascensor fue asaltada por la espalda. El agresor le puso un objeto punzante en el cuello. Tras hacerla subir al primer piso la hizo tumbarse en el suelo mientras la obligaba a entregar todo lo que llevaba. 

La mujer sacó las llaves, la cartera y el móvil. El agresor cacheó a la víctima magreándola. También la bajó los pantalones y el agresor se bajó los suyos. La víctima sufrió un corte en el dedo con el cuchillo con el que era amenazada.

Golpe en la cabeza
El 7 de junio a las 22.05 también en El Vendrell una mujer que acudía a su domicilio tras bajar del tren fue asaltada por un hombre, que le puso un objeto punzante en el cuello. La obligó a tumbarse y detrás de una furgoneta comenzó a realizarla tocamientos. Posteriormente la golpeó la cabeza contra el suelo y la víctima perdió el conocimiento.

El 2 de julio, sobre las 23.30, en el vagón de un tren que iba hacia Sant Vicenç, el atacante aprovechó que una mujer iba sola para cuando fue a bajar del tren ponerla un objeto punzante en el cuello impidiendo que pudiese salir. Entonces la cogió por el cuello y la obligó a tumbarse. La opresión hizo que la víctima perdiese en varias ocasiones el conocimiento. El hombre aprovechó para manosear a la víctima.

Barcelona
Al detenido también se le imputa un ataque el 14 de julio en Barcelona junto a una estación de Metro. La víctima llegaba a su casa de madrugada y fue asaltada al llegar al ascensor. El agresor la tapó la boca y la magreó. La víctima logró zafarse de la mano en la boca por lo que el agresor le colocó un objeto punzante en el cuello. La obligó a tumbarse en el suelo para realizarle tocamientos. Un vecino escuchó gritos y al dejarse ver, el agresor huyó.

El 26 de julio en El Vendrell la víctima fue una joven de 23 años que regresaba a casa en plenas fiestas mayores. El agresor la  abordó por la espalda cuando accedía a su portal. La obligó a ir a la zona del ascensor amenazándola con un objeto punzante y tapándole la boca. Comenzó a realizarle tocamientos. Cuando una persona pasó por la zona y al ver la escena gritó, el atacante huyó. 

Prueba de ADN
Los mossos llevaban tiempo con la investigación con testimonios e imágenes de cámaras de seguridad. Faltaba sin embargo un dato clave y era el resultado de unos análisis de ADN. En el momento que se tuvieron, desplegaron el operativo.

El juez valora que las prendas de ropa encontradas en la vivienda del detenido tienen importancia, ya que coinciden con las descritas por las víctimas. Además los mossos encontraron una navaja que coincide con la descrita por alguna de las víctimas.  Pero sobre todo destaca el resultado de ADN como una de las pruebas de cargo más que razonable para atribuir la autoría de las agresiones al detenido.

Temas

Comentarios

Lea También