Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El recurso de los paradistas frena el nuevo Mercadona junto al Mercat de Salou

El Ayuntamiento sigue sin ponerse de acuerdo con los comerciantes pero asegura que el proyecto no se detiene

Carmina Marsiñach

Whatsapp
Los paradistas del Mercat Municipal quieren que Mercadona esté en el mismo edificio que sus puestos. FOTO: Alba Mariné

Los paradistas del Mercat Municipal quieren que Mercadona esté en el mismo edificio que sus puestos. FOTO: Alba Mariné

La construcción de un nuevo Mercadona junto al Mercat Municipal de Salou sigue con retrasos y ahora tendrá que esperar. El Ayuntamiento ha suspendido el «procedimiento de otorgamiento de la concesión demanial de la superficie junto al Mercat Municipal para construir un supermercado».

Cabe recordar que Mercadona fue el único que se presentó al concurso. Según el consistorio, se trata de una moratoria pactada que se ha tomado aplicando el principio de prudencia. Prefieren no tirar hacía adelante hasta que no se resuelvan los recursos pendientes que los paradistas presentaron en contra del proyecto de revitalización del Mercat y de la licencia comercial otorgada a Mercadona. 

Parte de los paradistas consideran «lamentable» que el Ayuntamiento paralice el proyecto a la espera de los recursos y no se detenga para llegar a un acuerdo sobre el futuro del equipamiento. Recuerdan que «nunca» han estado en contra del proyecto pero presentaron un contencioso administrativo porque «no se estaba teniendo en cuenta la reforma del Mercat» y decían que tan sólo avanzaba la instalación de Mercadona.  

«Los paradistas queremos que Mercadona y Mercat estén en el mismo edificio. Que la gente tenga que transitar por dentro del mercado para acceder al centro comercial», explican. Y señalan que el actual proyecto está mal planteado ya que no se integran ambos establecimientos y apuntan que «tan solo tendrían un hall en común». 

Por otro lado, lamentan también que no se destine más presupuesto a la reforma del Mercat. Está previsto que su remodelación tenga un coste total de 1,2 millones de euros. «Esto supone tan solo un 7% de los 15 millones que el Ayuntamiento recaudará en 30 años con el canon que pagará Mercadona», exponen. En su oferta económica, la compañía se comprometió a abonar 500.000 euros anuales a las arcas municipales para poder instalarse junto al Mercat en un contrato de 30 años. 

Los 12 de los 14 paradistas que el año pasado interpusieron el contencioso administrativo, culpan al alcalde, Pere Granados, y a su equipo de Gobierno de la situación de bloqueo en la que se encuentra el proyecto. «Su incapacidad de gestión ha provocado esta situación». Hace aproximadamente un mes los paradistas se reunieron con consistorio para trabajar en el proyecto pero aseguran que «no se había avanzado nada de la reforma del Mercat».

Por su parte, fuentes municipales han querido dejar claro que se trata de una moratoria y por lo tanto «en ningún momento el gobierno desiste en tirar hacía adelante el proyecto de revitalización del Mercat Municipal».  El pasado 21 e junio de 2018 la Direcció General de Comerç de la Generalitat otorgó la licencia comercial necesaria para dar plena eficacia jurídica al acuerdo del pleno del 28 de febrero en que se adjudicó la concesión a Mercadona. Los paradistas presentaron un recurso de alzada contra la licencia comercial  y por ello el Ayuntamiento de Salou decide paralizar el procedimiento a la espera de la resolución del recurso. «Se lleva a cabo un paso al lado, pero no atrás», apuntan fuentes municipales. 

Desde el Ayuntamiento lamentan la  actitud de algunos comerciantes que «se resisten a ver las bondades del proyecto» y han recordado que por ahora, a principios de año ya ha cerrado una nueva parada, la panadería, y recientemente también cerró la joyería. Señalan que sólo quedan 12 establecimientos abiertos y «el dinamismo del mercado se va apagando». En este sentido, consideran, que lo único que puede salvar el mercado y dotar de mayor dinamismo en la zona comercial centro es llevar a cabo el proyecto que hay encima de la mesa.

Ante estas declaraciones, los paradistas lamentan que se culpe a los establecimientos del Mercat de esta situación cuando «el Ayuntamiento no ha hecho nada para evitar el cierre de estos comercios (…) somos los primeros interesados en que el Mercat vaya bien». Parece ser que el acuerdo entre las partes será difícil. 

Temas

Comentarios

Lea También