Más de Costa

El renovado paseo Miramar de Torredembarra, listo para Navidad

Las obras encaran su recta final en este tramo de la antigua N-340 tras terminar las mejoras en la red de agua y alcantarillado

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Alfredo González

FOTO: Alfredo González

Torredembarra tiene previsto estrenar en Navidad el primero de los tramos de renovación de la antigua N-340, actualmente denominada paseo Miramar. Tanto el alcalde, Eduard Rovira, como el concejal de Via Pública, Raúl García, han manifestado estos últimos días que las obras «no llevan demora y están cumpliendo los plazos». Si Sorigué, empresa adjudicataria, no tiene imprevistos, la remodelación de estos 345 metros debe acabar en la primera quincena de diciembre, cumpliéndose los 8 meses establecidos en el contrato.

Las aceras amplian su espacio y reducen el carril de circulación. FOTO: A. González

Las obras en el paseo Miramar ya han borrado cualquier huella del trazado de la antigua N-340. Las plazas de aparcamiento suprimidas, la reducción del carril de circulación, las aceras anchas y el trazado del carril bici han transformado este primer tramo de esta avenida, que tiene un presupuesto de poco más de un millón de euros, de los cuales 568.000 euros vienen de Madrid y los otros se sufragan mediante un crédito bancario.

Servicios preparados

Tras superar la parte más compleja de las obras de este tramo de paseo, la reordenación de los servicios soterrados (agua y alcantarillado, básicamente), la remodelación pendiente solo es de superficie. Raúl García explicaba estos días que «en los próximos días se pintará el carril bici que ya se empieza a visualizar y seguidamente se irá colocando el mobiliario urbano y el arbolado antes de asfaltar la zona de circulación».

La nueva imagen de este paseo será posteriormente copiada en otros tramos del paseo, pendientes de ejecución en los próximos años. La apuesta del Ayuntamiento de Torredembarra ha sido la de remodelar la antigua nacional para convertirla en un paseo con aceras anchas, carril bici, paradas de autobús y espacio limitado para coches. Esto conlleva dos modificaciones en las constumbres de los vecinos.

Por una parte, se han suprimido plazas de aparcamiento para poder ampliar aceras y uso peatonal a la vía y por otra los recorridos del autobús se han visto alterados. García también señala que con el paseo terminado y activado, la idea es sacar parte de los itinerarios de autobuses del centro de la localidad y crear en esta vía el eje de comunicaciones principal de este sistema de transporte público.

La rotonda que debe conectar con el paseo de La Sort. FOTO: Alfredo González

Respecto al carril bici que se pintará en las próximas semanas, éste conectará al sur hasta el límite con la vecina Altafulla y en sentido contrario conectará con el ya existente y que llega hasta la zona de campings.

La última gran novedad y que beneficiará la conexión con el centro de la ciudad es la rotonda que ya tiene dibujada su circunferencia en la confluencia con el paseo de la Sort. En este punto, y por culpa de la mala visibilidad provocada por los coches aparcados, árboles, y otros factores, ha habido varios accidentes de tráfico. Con la puesta en marcha de este tramo la rotonda regulará la conexión entre estas dos vías perpendiculares y evitará riesgos innecesarios entre los vehículos que circulen por ese punto. 

Temas

Comentarios

Lea También