Más de Costa

El resort horizontal de Alannia abrirá sus puertas en Salou antes del verano de 2022

La empresa tiene previsto inaugurar el proyecto en el segundo trimestre del año tras un año de retraso por el Covid-19

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Los edificios resaltan gracias a su construcción en madera. FOTO: ALBA MARINÉVARIOS EMPLEADOS TRABAJAN EN FORJADOS E INSTALACIONES DEL SUBSUELO. FOTO: ALBA MARINÉ

Los edificios resaltan gracias a su construcción en madera. FOTO: ALBA MARINÉVARIOS EMPLEADOS TRABAJAN EN FORJADOS E INSTALACIONES DEL SUBSUELO. FOTO: ALBA MARINÉ

Uno de los grandes proyectos turísticos para la capital de la Costa Daurada ya tiene fecha de apertura. El resort de Alannia Salou se inaugurará en el segundo trimestre del próximo año, materializándose definitivamente con un año de retraso debido principalmente a la pandemia de la Covid-19, que ha ocasionado numerosos problemas para que este ambicioso plan acabe fraguando.

Los operarios llevan trabajando desde el mes de abril, tratando de dar forma a un complejo turístico ubicado en una de las áreas más céntricas de Salou, en la calle Pompeu Fabra y donde anteriormente se hallaba en Camping La Unión.

Fuentes de la propia compañía han reconocido esta misma semana al Diari que los trabajos marchan a buen ritmo, «cumpliendo los plazos marcados en el proyecto, por lo que la fecha de apertura prevista está en el segundo trimestre de 2022». Lo que supondrá que para la próxima Semana Santa o verano, si no surgen nuevos contratiempos, el complejo hotelero estará finalizado y listo para su inauguración, lo que representará un atractivo más para la Costa Daurada dada sus singulares características y situado en un céntrico enclave de la ciudad.

Según explica el director general de Alannia Resorts, Fernando Garijo, «en cuanto a los trabajos que se están realizado, la obra se encuentra todavía en fase de estructura, por lo que aún es pronto para hacerse una idea de lo que será el proyecto final: un complejo turístico de 4 estrellas en horizontal con 360 habitaciones que tendrán la capacidad de alojar hasta 700 personas, con una clara apuesta por el mínimo impacto paisajístico, el uso de la tecnología para el desarrollo sostenible».

Objetivo: desestacionalizar

Uno de los principales objetivos de Alannia Resorts es conseguir desestacionalizar el turismo en Salou, y en todos aquellos municipio y comarcas donde se ubican sus complejos. Alannia Salou estará abierto todo el año a todo el público e irá dirigido especialmente a las familias.

Precisamente, ofrecerá muchas posibilidades dentro de ese concepto familiar por el que apuesta. Por ejemplo, tendrá animación propia, ambientada por edades. Dado que será un resort diseñado especialmente para acoger a las familias, contará con múltiples instalaciones para el entretenimiento de los niños y de los mayores.

Tampoco faltará la zona de piscina ni una gastronomía a la altura de las circunstancias. «Apostamos por el producto de cercanía, de Kilómetro Cero», dice Garijo, quien añade que «llevamos 20 años creando este tipo de establecimientos. Contamos con tres campings resorts: dos en Alicante (Alannia Costa Blanca y Alannia Guardamar) y uno en Miami Platja». Así, el resort no contará exclusivamente con el servicio de hotel ya que pretende incorporar numerosos servicios dirigidos al cliente con una oferta atractiva y «sin precios exagerados. Se trata de que pueda venir toda la familia. El formato de un hotel tradicional restringe mucho, de ahí que hayamos pensado en esta posibilidad. Será un espacio donde todos los miembros de la familia pueda disfrutar», explica Garijo.

Innovador y sostenible

Los establecimientos de la cadena, como es el caso del que se está construyendo en Salou, están comprometidos con los ODS (Objetivo de Desarrollo Sostenible) y, entre otros aspectos, apuestan por promocionar los recursos locales a través de proveedores de cercanía y productos de proximidad, así como el establecimiento estará certificado por Travellife como un resort sostenible.

El resort tendrá una imagen muy diferente a la que pueda ofrecer un hotel-resort vertical. En este caso se trata de un concepto innovador, ya que será de planta baja además de un piso. Pero otra de sus grandes singularidades estará en su concepción de sostenibilidad, que apostará por el aprovechamiento de las aguas pluviales o la electrotermia (técnica que sirve para transformar la energía eléctrica en calor), entre otros.

Para la construcción del resort se está empleando además madera como materia principal, garantizando el aislamiento y un bajo impacto urbanístico.

Fernando Garijo incide en que «ese impacto paisajístico del complejo turístico será mínimo. Con dicho fin, utilizaremos toda la tecnología punta para el desarrollo más sostenible y respetuoso con el medioambiente de toda su red de centros».

Entornos naturales

Alannia cuenta con dos campings en la demarcación de Tarragona. Alannia Els Prats es uno de los resorts de la cadena, ubicado en Miami Platja. El resort dispone de unas instalaciones y servicios de primera calidad. Situado en primera línea de playa, el establecimiento cuenta con un área de camping para caravanas, roulottes y tiendas equipadas. Es uno de los campings más prestigiosos de España, capaz de ofrecer un estándar de calidad, servicio y prestaciones de máximo nivel, reconocidas por las principales certificaciones europeas. El otro es el que se halla en L'Hospitalet de l'Infant.

La alternativa de alojamiento en la experiencia campista de Miami Platja está formada, además, por unidades de bungalows totalmente equipados y repartidos en diferentes áreas.

Estos bungalows disponen de todas las comodidades: desde aire acondicionado, televisión, cocina, menaje hasta baño completo. Alannia Els Prats está pensado para que, como dice su publicidad, «toda la familia pueda disfrutar, ya que cuenta con áreas y actividades de ocio tanto para niños de todas las edades, como para padres y madres».

La compañía Alannia Resorts está dedicada al diseño, desarrollo y gestión de servicios turísticos a través de establecimientos ubicados en entornos naturales. «Queremos ofrecer ocio y descanso para el disfrute de las familias», asegura su director general.

Retraso de un año

Fue el pasado mes de abril cuando los operarios encargados de iniciar las obras del nuevo resort entraron en los terrenos para comenzar las catas y excavaciones sobre las que se asentará el complejo. Pocos días antes, el viernes 16, la Junta de Govern Local de Salou había dado la definitiva luz verde a la continuación de un proyecto que había quedado en ‘stand by’ por diferentes razones. Las dos principales: la pandemia y un informe final que dependía de Bombers. Luego llegaría la presentación del proyecto ejecutivo de la obra y anteriormente ya se había producido el registro de la propiedad, inscribiendo la parcelación y recordando que el resort tiene una concesión de 50 años del Camping La Unión.

En septiembre del año pasado ya se anunció que los trabajos estaban sufriendo un destacado estancamiento en el ‘planning’ inicialmente previsto. La paralización de los trámites burocráticos a raíz de la Covid-19 frenó el proyecto de golpe. Por aquellas fechas, solamente se habían realizado los primeros trabajos de limpieza y unas pequeñas catas.

El propio alcalde de Salou, Pere Granados, ya señaló hace unas fechas que «las nuevas inversiones en nuestro municipio siempre son bienvenidas y significan un buen síntoma, ya que reactivan la economía y generan puestos de trabajo».

Ahora las obras están llevándose a cabo a un elevado ritmo para lograr finalizar cuanto antes con el objetivo y la vista puestos en Semana Santa de 2022, el próximo mes de abril.

Temas

Comentarios

Lea También