Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sábado ya no habrá mercadillo de Santa Oliva

La suspensión temporal es para un máximo de seis meses

José M. Baselga

Whatsapp
El mercadillo de Santa Oliva.

El mercadillo de Santa Oliva.

El mercadillo ambulante de Santa Oliva no podrá instalarse el próximo sábado. El Ayuntamiento ya ha decretado la suspensión de colocar paradas debido al inicio de las obras de extensión de los hidrantes antiincendios en el polígono donde está ubicado el mercadillo.

La prohibición de colocar paradas es para las calles del polígono y el terreno del aparcamiento de camiones, que será una zona de seguridad para maquinaria y material de la obra. El nuevo alcalde de Santa Oliva, Josep Carreras (ERC), confirma que el inicio de los trabajos es inminente.

De hecho la suspensión del mercadillo se había anunciado para el pasado día 20 de enero y hasta nuevo aviso. El alcalde explica que a petición del organizador se decidió aplazar la medida unas semanas «para que pudiese explicarlo a los paradistas y buscarles una ubicación en otros mercadillos de la zona».

La suspensión es por un máximo de seis meses.


Sin embargo en los últimos días han llegado críticas de paradistas que señalan que todavía no tienen una ubicación alternativa. Carreras destaca que por ello también el Ayuntamiento optó por avisar a los vendedores sobre la suspensión temporal, «pero buscar una alternativa corresponde al gestor del mercadillo».

El alcalde espera que el próximo sábado no haya medidas de presión y que algunos paradistas quieran montar sus paradas, como han anunciado. Los Mossos d’Esquadra estarán a primera hora para informar de las medidas acordadas por el Consistorio y para evitar que pueda haber tensión con los vendedores.

El mercadillo de Santa Oliva es uno de los que tiene más paradistas en el Baix Penedès. En algunas jornadas puede llegar a tener hasta 200 vendedores. Ese gran número de paradistas provoca las quejas de empresarios del polígono que consideran que supone un peligro en caso de incidente y que dificulta la entrada de equipos de emergencia, además de la suciedad que queda en la zona tras el día de ventas.

El Ayuntamiento quiere reordenar el mercadillo.


El alcalde señala que los trabajos para los hidrantes se alargarán un máximo de seis meses, aunque el objetivo es reducir el plazo. Las obras las pagan los promotores y empresarios de los polígonos.

Tras los trabajos el objetivo es que el mercadillo de Santa Oliva vuelva al mismo emplazamiento, pero desde el Ayuntamiento advierten que entonces sólo podrán ponerse paradas en las calles ya que no estarán autorizadas en el aparcamiento para camiones que ahora también ocupan.

Carreras señala que durante la suspensión es momento para analizar los cambios necesarios para dar un mayor orden y calidad en el mercadillo. La instalación fue concedida a un gestor por 25 años, pero el Ayuntamiento quiere ejercer su titularidad exigiendo mejoras y más ordenación cuando represe la instalación.

Clientes del mercadillo han pedido buscar terrenos alternativos pare evitar la suspensión, pero desde el Ayuntamiento explican que no hay disponibilidad de suelo municipal para acoger una actividad de este tipo.

Temas

Comentarios

Lea También