Más de Costa

Costa PUBLIREPORTAJE

«El secreto de estar al pie del cañón tanto tiempo esel trabajo y el esfuerzo»

El restaurante Castillo de Javier, con una trayectoria de más de 30 años en Salou, fusiona las cocinas vasca y navarra. Conocidos por sus elaboraciones a la parrilla y a la brasa, son populares los chuletones, la dorada y la lubina

Contenido ofrecido por Castillo de Javier

Whatsapp
Uno de los rincones del restaurante de Salou, en el que se aprecia una reproducción decorativa del Castillo de Javier.

Uno de los rincones del restaurante de Salou, en el que se aprecia una reproducción decorativa del Castillo de Javier.

José Luis Recari es el gerente del restaurante Castillo de Javier de Salou. En activo desde 1989, tiene una clientela de lo más afianzada. Su cocina, que fusiona la gastronomía vasca y navarra, es célebre por sus platos elaborados a la parrilla y a la brasa, con carnes y pescados de calidad. La pandemia, por otro lado, ha afectado al negocio, al igual que a toda la restauración en general, aunque lo palian con su experiencia.

¿Cómo fueron sus inicios?

Cuando fuimos de Navarra a Salou, todo era muy diferente. Hemos visto evolucionar la zona. Los principios no fueron fáciles, la hostelería no estaba tan desarrollada como ahora. Eso sí, teníamos una idea clara: abrir un negocio en el que importar la riqueza gastronómica de Navarra y el País Vasco. El secreto de estar al pie del cañón tanto tiempo no tiene otro misterio que el trabajo continuo y el esfuerzo. La clientela manda y se te tienen que dar las cosas bien.

Hace cinco años habilitaron el servicio de comida a domicilio, una alternativa en auge al llegar la pandemia y a la que sacaron mucho rendimiento sobre todo al principio

¿Cómo se han adaptado al Covid?

No hemos creado nada nuevo a raíz de la pandemia. En estos momentos, permanecemos cerrados hasta nuevo aviso debido a los cierres perimetrales más recientes que, únicamente, nos dejaban la clientela más local. Eso nos limita mucho. Una de las alternativas más generalizadas por el virus, por otro lado, ha sido el servicio de comida a domicilio. Nosotros lo iniciamos hace cinco años y, al principio de la llegada del virus, sí que lo utilizamos. Últimamente, ya no tanto.

¿Qué les hace diferentes de la competencia?

La calidad y el producto. La parrilla y la brasa son dos formas de cocinar que nos caracterizan y nos adaptamos a las opciones vegetarianas y veganas del momento también. Con el paso de los años, hemos sido fieles a nuestros orígenes, ofreciendo pescado fresco, como lubina y dorada, y suculentos chuletones y solomillos, además de nuestros característicos tartar de salmón o de atún rojo Balfegó. En la carta tenemos 50 platos como canelones de marisco, paella y croquetas, entre otras elaboraciones. Tenemos, además, el menú ‘Costa Dorada’, con 25 elaboraciones distintas que vamos cambiando mensualmente.

¿Cuál es la filosofía del negocio?

Somos un restaurante familiar y nos esforzamos en dar el mejor servicio. En un contexto de normalidad, nos venía gente del territorio y perfiles más estacionales de fuera. Solíamos acoger todo tipo de eventos: bodas, comuniones, aniversarios, etc.

¿Qué palancas usan para crecer?

Consideramos que, desde BBVA, nos han tendido la mano desde siempre, sobre todo en plena pandemia. Ha habido una comunicación fluida y con la App todo se tramita mucho más rápido, eso siempre ayuda. Es clave, por otro lado, hacerse un hueco en la web y en las redes sociales, para darse a conocer e informar de tus novedades.

Temas

Comentarios

Lea También