Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sector turístico pide celeridad en el traslado de la monoboya «por seguridad»

Repsol, empresa explotadora de la instalación, y el Port de Tarragona aseguran que el proyecto sigue adelante

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de la monoboya que Repsol explota en el litoral tarraconense, cerca de la playa de La Pineda.  FOTO: Pere Ferré

Imagen de la monoboya que Repsol explota en el litoral tarraconense, cerca de la playa de La Pineda. FOTO: Pere Ferré

Llevan años pidiéndolo. Insisten en que es una cuestión de seguridad. Y lamentan que les dan «largas». Que la solución se retrasa. Representantes del sector turístico reclaman celeridad en el proyecto del traslado de la monoboya que explota Repsol en régimen de concesión. Cargan de nuevo contra esta instalación. Y aseguran que, si bien es una inversión que debería hacerse, «sigue sin llegar», afirma el presidente de la Federació d’Empresaris d’Hostaleria de la Província de Tarragona (FEHT), Eduard Farriol. «No hablo solo por el sector turístico. No es un capricho. Es muy importante para toda la provincia», dice.

La alternativa a la situación actual –a pocos metros de la playa de La Pineda– es que se sustituya por un punto de atraque fijo en el ámbito portuario para que en caso de que se produzca una fuga se pueda controlar con unas barreras de contención entre el futuro contradique dels Prats y el futuro Muelle de Baleares. Y Farriol pide que se acelere un trámite que esperan desde hace «demasiado tiempo».

El proyecto depende del Pla Director del Port. A finales de año prevén presentarlo al Ministerio

Desde el Port de Tarragona insisten en que el tema sigue en marcha y que nunca se ha dejado abandonado. Existe el compromiso de que se trasladará al interior del puerto para que, en caso de fuga, se pueda controlar. Es algo que ya está contemplado y que depende del Pla Director del Port.

«La ampliación del contradique dels Prats y el traslado de la monoboya de Repsol está condicionado a la aprobación del Pla Director del Port de Tarragona que, actualmente, está en fase de tramitación medioambiental», apuntan desde el Port. De hecho, insisten en que la idea es que a finales de este año está previsto que el Port presente al Ministerio de Medio Ambiente este plan en el que están trabajando. A continuación –apuntan– se sacará a información pública abriendo el plazo de alegaciones correspondiente. Una vez superado este trámite y respondidas las alegaciones, «el Ministerio de Medio Ambiente podrá emitir la Declaración de impacto medioambiental», apuntan. Será cuando tengan esta declaración cuando Puertos del Estado podrá aprobar el Pla Director.

El sector turístico lamenta que todo va más lento de lo que desearían

Son trámites que requieren de su tiempo. Y el sector turístico lamenta que todo vaya más lento de lo que desearían. «Tenemos la monoboya delante de las playas de La Pineda y es una vergüenza que siga allí», insiste Farriol. Asegura que hace «demasiados años» que esperamos, y que «no entiendo cómo los políticos de la provincia están tan tranquilos teniendo la monoboya donde está. ¿Y si ocurriera otro Prestige?», se teme el presidente de la FEHT. «Si algún día, por desgracia, pasara algo, entonces todos buscaríamos al culpable y lo señalaríamos con el dedo. Pero Tarragona no volvería a levantar cabeza», añade Farriol, quien pide que «no juguemos con el futuro de un destino o una provincia».
Desde el Port insisten en que se comprometieron a ello y que siguen en la línea de trabajo establecida. Que dialogan con el sector turístico y trabajan para conseguir sacar adelante el proyecto. «Hacemos todos los pasos necesarios para que el Pla Director sea realidad, que incluye todo lo que engloba la monoboya», dicen.

Repsol, como explotadora de la instalación, recuerda que adquirió hace tiempo el compromiso de estudiar el traslado de la monoboya al interior del Port. Aseguran que es una instalación fiable, moderna y segura, pero que entienden la sensibilidad que existe a su alrededor. Por ello presentaron en su día el anteproyecto al Port, para poder trasladar la descarga de los petroleros que ahora se hace en la boya al interior de las instalaciones portuarias, recuerdan. También añaden que su concesión acaba en 2035, y que el proyecto conlleva que que están dispuestos a dejar de usar la instalación antes de que termine.

Para desarrollarlo hace falta que los trámites que dependen de Madrid puedan materializarse

Para que se pueda sacar adelante, sin embargo, es necesario que se alargue el dique dels Prats. Y también dragar la parte del Port donde tiene que ir la instalación para que los petroleros puedan descargar. Desde Repsol añaden también que todo ello está sobre la mesa del Port, y que hay un calendario establecido, recordando que nunca han puesto ninguna traba al respecto. Todo ello se engloba, pues, en el plan director. Y para ello hace falta que los trámites que dependen de Madrid puedan materializarse. Es un proceso lento. Pero aun así, tanto Repsol como el Port aseguran que todo está en marcha y que siguen apostando por el proyecto.

Los hoteleros urgen que se lleve a cabo lo antes posible. «Igual que nosotros tenemos que cumplir unos requisitos de seguridad en los establecimientos, esto es imprescindible», añade Farriol.

Desde el Ayuntamiento de Vila-seca señalan que «las últimas informaciones que tenemos son que Repsol está de acuerdo con su traslado como ya conoce el Port de Tarragona». «Sabemos que se está trabajando en un estudio de alternativas y buscando la validación de la viabilidad técnica y económica adecuada y establecer plazos», remarcan.

Temas

Comentarios

Lea También