Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sector turístico rebaja la caída del mercado ruso hasta el 40%

La recuperación del rublo anima la contratación de reservas, aunque aún están lejos de las cifras del año pasado
Whatsapp
Turistas rusos, de compras en un establecimiento comercial de la Costa Daurada. Su gasto también se reducirá esta temporada. Foto: Pere Ferré

Turistas rusos, de compras en un establecimiento comercial de la Costa Daurada. Su gasto también se reducirá esta temporada. Foto: Pere Ferré

La caída del turismo ruso en la Costa Daurada será muy acusada esta temporada, pero no tanto como el sector pronosticaba inicialmente. Los hoteleros eran los más pesimistas: preveían un desplome del 90% respecto a 2014. Ahora rebajan el descenso hasta el 40%. La recuperación del rublo, que está en torno a los 55 euros frente a los 97 que alcanzó antes de Navidad, está siendo clave para animar el mercado. Las reservas han empezado a moverse, aunque todavía a un ritmo pausado. Nada que ver con el jolgorio de hace dos años.

«Estamos notando una mejoría, si bien es cierto que estamos muy lejos de las cifras de años anteriores. A día de hoy, la caída es del 60% y esperamos que siga recuperándose. Dependerá del comportamiento del rublo, si continúa al alza creemos que la bajada no superará el 40 ó 50%», afirma Eduard Farriol, presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda. La ausencia de visitantes rusos se aprecia ya en el inicio de la temporada. «Por ello hay hoteles en la Costa Daurada que siguen cerrados», comenta Farriol.

Los turistas rusos , que en 2014 representaron el 10% del total de visitantes, se han pasado a la reservas de última hora. Ya no contratan con tantos meses de antelación como antes. «Los touroperadores solían tener las reservas cerradas entre finales de febrero y principios de marzo. Ahora apuran más», explica José Luis Túnez, director de Viajes Olympia y presidente de la Associació d’Agències de Viatge Receptives de la Costa Daurada.

Túnez reconoce que el mercado ruso se está recuperando «poco a poco»: «Hay un pequeño repunte, pero no hay euforia». La reducción de plazas de vuelos chárter, principal vía de entrada de estos visitantes a la Costa Daurada, ronda ahora el 60% respecto al año pasado. «A medida que el rublo se está recuperando, están aumentando las contrataciones de vuelos. Los touroperadores y los hoteles están ajustando sus precios» , dice. Coral Travel mantendrá este verano sus dos vuelos chárter semanales entre Moscú y el aeropuerto de Reus.

 

Seguirá siendo importante

Octavi Bono, gerente del Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona, sitúa la caída final del turismo ruso en un 50 ó 60%. «2015 será un ejercicio difícil en relación a este mercado, pero hay que ser oprimistas y mirarlo con más perspectiva, viendo su desarrollo en los últimos años y que se puede recuperar a corto plazo. Seguirá siendo muy importante para nuestro destino en el futuro», señala Bono, que, además del rublo, recuerda otros factores negativos, como el encarecimiento del petróleo, la crisis de Crimea y Ucrania y las sanciones de la comunidad internacional a Rusia.

Salou es la localidad de la Costa Daurada que más visitantes rusos recibe y, por tanto, la que más puede notar su falta. «De cara a junio esperamos que despierte y haya más movimiento. Su caída afectará sobre todo a los comercios, en especial a los que ofrecenmarcas exclusivas, pero apenas incidirá en los pubs ingleses o los negocios de playa», prevé Benet Presas, presidente del Patronat Municipal de Turisme de Salou.

 

Mantienen la promoción

Los rusos que viajen gastarán menos. Cada vez están más alejados del lujo y se conforman con hoteles y apartamentos de clase media. «Hay familias que se pasan dos o tres años ahorrando para poder venir a la Costa Daurada. Tienen que hacer un gran sacrificio», afirma Túnez. PortAventura y la cercanía con Barcelona tienen mucho tirón para ellas.

A pesar de que no corren bueno tiempos para este mercado (no remontará hasta, como mínimo dos años, según fuentes del sector), los distintos agentes turísticos del territorio mantienen su promoción en Rusia. La Costa Daurada ha estado representada esta semana en un road show del grupo Tui por distintas ciudades rusas y la próxima participará en otra similar de NT Incoming. «La promoción es básica, no podemos caer en el error de pensar que como somos un sector que funciona no hay que invertir. La competencia es muy fuerte y cada día hay nuevos destinos con presupuestos millonarios», manifiesta Farriol.

El sector confía en paliar la caída del turismo ruso con crecimientos en los mercados español, francés y británico. También han acentuado sus acciones promocionales en Centroeuropa y países como Azerbaiyán.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También