Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El sector turístico reivindica playas más cuidadas y un mejor transporte público

Augura una temporada récord, con cifras similares a las del año pasado. La previsión es que crezca el número de visitantes procedentes de mercados como el francés, el alemán o el ruso

Mònica Just

Whatsapp
Sonia Balcells, Ángel Arenas, Marta Farrero, Josep Maria Lloret y el moderador del debate, Carlos Díez de la Lastra. FOTO: A. Mariné

Sonia Balcells, Ángel Arenas, Marta Farrero, Josep Maria Lloret y el moderador del debate, Carlos Díez de la Lastra. FOTO: A. Mariné

Diferenciarse de otros mercados. Brindar una oferta completa, que vaya más allá del sol y playa. Trabajar para conseguir la desestacionalización. Y preservar los activos del territorio. Son algunos de los ejes clave con los que trabaja el sector turístico. Los empresarios y las administraciones gestionan sus recursos para competir con la oferta de destinos competidores como Turquía. Pero también reclaman mejoras para sus asignaturas pendientes. Y el transporte público es una de ellas. Así lo alertó ayer, en un debate del sector hotelero organizado por Grupo Vía, la directora comercial del Grupo Reside, la salouense Sonia Balcells, quien lamentó que el servicio no está a la altura

«A menudo, los visitantes se quejan. Les da pereza coger por ejemplo el autobús para ir a Reus o a Tarragona, porque da muchas vueltas, no son líneas demasiado puntuales... Si tuviéramos un mejor servicio público de transporte nos iría mejor», dijo, celebrando que ahora se renueven algunos vehículos. Una necesidad que también reconoció la directora técnica del Patronat de Turisme de la Diputació de Tarragona, Marta Farrero, al apuntar que «trabajamos para mejorarlo, sobre todo desde el Aeropuerto de Reus, donde hay buenas conexiones». «Sí que están bien enlazados los destinos pero no tanto con Tarragona o Barcelona ciudad», añadió. Aun así, tras su intervención, insistió en que es una reivindicación de todo el territorio que va más allá del turismo.

Representantes del sector hotelero participaron ayer en un debate en Salou

La representante del sector hotelero salouense también puso sobre la mesa el «mal estado» de las playas en estas fechas, cuando el bueno tiempo fomenta que ya se llenen con los primeros bañistas. «Hay muy poca arena, muchos desniveles. Están llenas de piedras. Y es una tendencia de los últimos años. Es una vergüenza», remarcó. Y apuntó: «Lo reivindico porque creo que es demasiado importante. Se tendrían que cuidar más». A lo que Farrero añadió que «tiene mucho sentido que un destino como la Costa Daurada trabaje las playas a nivel técnico y miremos qué se puede hacer».

Cultura, patrimonio y ocio

Balcells puso el tono reivindicativo a una mesa redonda que giraba alrededor de las estrategias para potenciar el turismo en la Costa Daurada, los recursos para competir con otras ofertas o la lucha contra el alojamiento ilegal, además del Brexit y la situación política catalana. Los atractivos culturales, la oferta de PortAventura y Ferrari Land o las propuestas vinculadas al patrimonio son algunos de los valores añadidos que los expertos subrayaron.

La previsión del Aeropuerto es volver a conseguir un millón de pasajeros esta temporada

Farrero señaló que este año esperan repetir los datos récord del año pasado. «Las previsiones del Aeropuerto son seguir en el millón de pasajeros. Y mantener los datos de ocupación de 2017 –con seis millones de llegadas y 22 millones de pernoctaciones– sería un éxito», dijo. Los mercados que seguirían a la cabeza serían el francés, el inglés y el ruso. La perspectiva es que el francés, el alemán y el ruso crezcan.
Según apuntó la directora técnica del Patronat de Turisme de la Diputació, del conjunto de visitantes que pasa por la Costa Daurada, un 73% se reconoce como turismo de sol, combinando la opción con otras actividades. Y para ello, los expertos insistieron en la importancia de la colaboración pública y privada para lograr el éxito conjunto.

Como herramientas para fomentar la diferenciación, en el debate coincidieron en que se trabaja para consolidar una oferta  complementaria. La «unión de sinergias» sería un paso clave, como puso sobre la mesa también Josep Maria Lloret, propietario y gerente del Grup Gran Claustre.

La perspectiva es que el mercado francés, el alemán y el ruso crezcan

El debate de la turismofobia estuvo presente. Dijeron que no ha llegado a Tarragona. Pero mostraron miedo de que pueda ocurrir. Y ven lejos la crisis de los pisos turísticos, aunque ya se ha empezado a actuar en ese ámbito.

Poca afectación de la situación política en las reservas

Uno de los puntos que se trató en el debate de ayer se centró en analizar los posibles efectos de la situación política de Catalunya. Marta Farrero, desde el Patronat de turisme de la Diputació, aseguró que los indicadores no apuntan a que exista. A lo que Sonia Balcells del Grupo Reside afirmó que es demasiado pronto para hacer un balance. Que algo han percibido pero que últimamente el tiempo tampoco ha acompañado en los fines de semana. «Es pronto para saber si es por el mapa político», añadió. Ángel Arenas, gerente del Patronat Municipal de Turisme de Tarragona, insistió en que son varios los operadores que dicen que venden menos. Pero también que hay otros que lo notan levemente. O que no lo notan. «No es una afectación clara», dijo, remarcando sin embargo que la inestabilidad no ayuda. Y recordó el evento que se canceló en octubre. 

Respecto al Brexit, aún no han detectado efectos, aunque sí de la devaluación de la libra. «Los turistas vienen pero han reducido su estancia», apuntó Farrero.

Temas

Comentarios

Lea También