Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El solar de la plaza de toros de Segur de Calafell servirá de aparcamiento

El terreno es de propiedad municipal y está previsto para equipamientos

José M. Baselga

Whatsapp
El terreno aún muestra la huella de la plaza de toros.

El terreno aún muestra la huella de la plaza de toros.

La urbanización de Segur de Calafell contó hasta con una plaza de toros como oferta para atraer a turistas y compradores de fincas en aquel núcleo que comenzó a surgir en la década de los 50 con la idea de ser una ciudad jardín.

Aquella plaza de toros cerró y se desmanteló hace años y los terrenos siguen sin edificar. Sólo algunos restos recuerdan que un día allí hubo espectáculos taurinos, ecuestres y también muchas fiestas para los turistas.

Propiedad municipal
El terreno es propiedad del Ayuntamiento de Calafell después de que una sentencia obligase a pagar 1,5 millones de euros a sus propietarios. El solar está  calificado como de equipamiento, pero todavía no hay ningún proyecto. 

La zona donde estará el aparcamiento.


Para aprovechar una parte de la finca el consistorio habilitará una zona de aparcamiento que debe solucionar la falta de plazas en Segur. Pero avisa que habiendo más espacios para aparcar,  «no se tolerará el estacionamiento en la acera y los infractores serán multados».

No subir a la acera
El Ayuntamiento anunció que una vez ultimada la obra para arreglar decenas de aceras en Segur, se multaría a aquellos que subiesen a la acera con el coche. Sin embargo algunos vecinos señalaron la falta de espacios en el núcleo para poder aparcar.

Para crear zonas de estacionamiento el consistorio destina parte del terreno municipal de la antigua plaza de toros. Hasta que no haya un proyecto de equipamiento para ese terreno zona, con la iniciativa se aprovecha un suelo que ahora está sin uso.

La finca donde estaba la plaza de toros

El Ayuntamiento de Calafell tuvo que pagar más de 1,5 millones de euros por una sentencia urbanística sobre la antigua plaza de toros que está en una isla que delimitan las calles Brasil, Pinar y Sant Rafael.

El Plan General de 1989 calificó el terreno como de equipamiento pero sin especificar si era público o privado a pesar de que la propiedad era privada. Antes de la aprobación del Plan General de 2011 los propietarios demandaron al Ayuntamiento porque esa falta de concreción impedía construir una residencia de la tercera edad privada como hubiesen pretendido. 

Indemnización
El juez dictó en 2015 que los terrenos deben ser para equipamiento público y que debían expropiarse e indemnizarse a los propietarios.
El alcalde de Calafell, Ramon Ferré explica que en la zona debe ir un equipamiento, pero que no hay pensado ninguno de momento. «Mientras, se puede destinar a aparcamiento» ya que hay mucha necesidad en el núcleo.

La plaza de Segur

Así de alguna manera los terrenos de la plaza de toros volverán a tener un uso. Como ya idearon los impulsores de Segur de Calafell cuando el 1 de noviembre de 1947 el obispo de Barcelona, Gregorio Modrego, bendijo el apeadero, los terrenos y las obras de lo que debía ser una ciudad jardín frente al mar.  Entonces, la finca de Segur eran unos terrenos de campos en los que había dos masías y una ermita románica. 

La plaza de toros fue levantada  durante el boom de los años 60. Esa pequeña plaza acogió espectáculos taurinos. Incluso llegaron a participar los hermanos rejoneadores Manuel y Curro Bedoya, que montaron una pequeña escuela de rejoneo. 

Mira cómo era la plaza de toros de Segur:

Noticias relacionadas:

https://www.diaridetarragona.com/costa/70-anos-del-Segur-de-Calafell-que-nunca-pudo-ser-20171119-0041.html

https://www.diaridetarragona.com/costa/A-partir-de-febrero-multa-por-aparcar-sobre-la-acera-en-Segur-de-Calafell-20190114-0072.html

Temas

Comentarios