Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El taxista detenido por noquear a otro compañero en Cambrils es luchador de artes marciales

Mossos d´Esquadra imputa a Luis B., de 42 años, un delito de lesiones que sigue ingresado en el hospital

J.Cabré

Whatsapp
La pelea entre los dos hombres ocurrió poco en la parada de taxis que hay enfrente del Club Nàutic. Foto: Alba Mariné

La pelea entre los dos hombres ocurrió poco en la parada de taxis que hay enfrente del Club Nàutic. Foto: Alba Mariné

Un puñetazo en la cabeza fue suficiente para que Luis dejara inconsciente a un compañero taxista con base en Cambrils. La pelea, así está recogido en la investigación que llevan los Mossos d’Esquadra, terminó de forma muy desigual. El presunto agresor, chófer de una empresa de taxis de Reus, salió ileso y se marchó del lugar –la parada de la Agrupación Radio Taxis de Cambrils tiene enfrente del CLub Nàutic– y el otro implicado requirió ayuda de sus compañeros, de médicos del SEM y actualmente aún está ingresado en el hospital Joan XXIII de Tarragona a la espera que el coágulo que tiene en la cabeza disminuya y pueda volver a casa.

El taxista ingresado fue llevado primero al hospital Sant Joan de Reus, donde el primer diagnóstico era más esperanzador: Unas horas en observación y alta médica. Sin embargo, los golpes del presunto agresor han dejado mella y ello motivó que los médicos vieran que las lesiones requerían más horas ingresado e incluso se creyó conveniente un traslado hasta Tarragona, donde se espera que se recupere definitivamente esta misma semana.

 

Comentarios que sientan mal

El origen de la pelea, según han explicado testigos y fuentes de la investigación fue el mismo viernes por la mañana. Una reunión entre taxistas motivó que la víctima se encontrara con el empresario taxista con el que Luis está trabajando. La charla, según cuentan, derivó en Luis y su personalidad y el taxista ingresado habría comunicado a su interlocutor que Luis era un trabajador incansable, pero que su personalidad era muy fuerte.

El empresario reusense habría comentado a su chófer Luis esta charla de la mañana y el taxista, de nacionalidad venezolana, le sentó mal estos comentarios hacia su persona y su carácter.

Sin pensárselo dos veces se desplazó hasta Cambrils y preguntó por el taxista. Los compañeros que estaban en la parada reconocen que estaba alterado y nervioso. Poco después llegó el taxista ahora agredido y según cuentan le propició el puñetazo que le dejó inconsciente.

La versión que maneja Mossos es que hubo pelea y de hecho el presunto agresor habría denunciado esa misma tarde en comisaría que había habido una pelea y aportaba su parte de lesiones.

La cuestión es que el taxista de origen venezolano se marchó y los compañeros de la víctima llamaron al 112 para pedir con urgencia una ambulancia. Algunos temieron incluso por su muerte.

La ambulancia llegó poco después al igual que patrullas de los Mossos d’Esquadra. Los primeros atendieron al herido y se lo llevaron al hospital de la capital del Baix Camp y los segundos hablaron con los taxistas para escvlarecer qué había ocurrido pocos minutos antes.

En un principio los agentes entendieron que lo ocurrido estaría tipificado como un delito de lesiones leves puesto que se esperaba el alta de la víctima esa misma tarde, pero ante la gravedad de las heridas, la investigación ha derivado a un delito de lesiones.

El lunes, los Mossos detuvieron a última hora de la nochea Luis B. Le pidieron si quería declarar sobre los hechos y este taxista declinó el ofrecimiento asegurando que hablará en el juicio. Los agentes han visto que no hay riesgo de fuga y por tanto, a pesar de no declarar, quedó en libertad poco después con la imputación de un delito de lesiones.

Por su parte, la Agrupación de Radio Taxi de Cambrils prefiere mantener el silencio sobre lo ocurrido el viernes.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También