Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El temporal de Semana Santa causa daños en las playas de Salou a Cambrils

El fuerte oleaje llegó a inundar algunos tramos del paseo que conecta Salou y Cambrils

Eduardo Castaño / Cristina Sierra

Whatsapp
El carril bici y el paseo litoral entre Salou y Cambrils se llenó de agua. FOTO: E. Castaño

El carril bici y el paseo litoral entre Salou y Cambrils se llenó de agua. FOTO: E. Castaño

Esta vez es la zona de poniente, en la costa que une Salou con Cambrils, la que sufrió los efectos del fuerte temporal de Semana Santa. La lluvia caída en corto espacio de tiempo y los fuertes vientos racheados causaron serios estragos en paseos, playas y chiringuitos.

El pasado sábado fue uno de los días que más castigó el paseo litoral que une Cambrils con Salou. Los turistas que habían acudido a pasar sus días de vacaciones en alguna de las dos localidades costeras acabaron renunciando a disfrutar del sol y la playa. Alguno de ellos, incluso, tuvo que refugiarse en uno de los chiringuitos de la playa de Ponent de Salou ante la abundante lluvia que caía en la tarde del sábado.

La arena se desplazó de la playa al paseo litoral. FOTO: Eduard Castaño

Xavi García, responsable del Morabito Beach, señalaba ayer que «ha sido una lástima porque ha habido mucho turista estos días de Semana Santa en Salou. Sin embargo, la climatología no ha ayudado para nada. La verdad es que el de los chiringuitos somos un sector seriamente perjudicado por el temporal». García recuerda que «ha habido mucha gente con ganas de disfrutar de la playa, pero el temporal no ha acompañado al negocio».

El Morabito Beach es uno de los chiringuitos de esta playa de Salou, junto al Morabito Yayo, el Super Trooper, Marino Beach, el Chiringuito 4 y el Elektra.

Precisamente, este último establecimiento se vio obligado a improvisar una defensa de arena dada la crecida del mar y que ayer aún mantenía «dada la inestabilidad del tiempo»

El chringuito Elektra de Salou tuvo que improvisar una barrera de arena. FOTO: E. Castaño

Y todo eso después de que las playas de la Costa Daurada hayan llegado a la Semana Santa en buena forma. La preocupación por la pérdida de arena que llevaban sufriendo en esta época del año se materializó en los peores presagios una vez más.
El Passeig Miramar de Salou también se vio afectado por la pleamar, llegando hasta la carretera.

Otro responsable de un chiringuito comentaba apesadumbrado, «hemos tenido muy mala suerte con la climatología». 

Plásticos y residuos en Cambrils
El paseo marítimo del Cap de Sant Pere, el que une Salou con Cambrils, se vio anegado por la tromba de agua y, especialmente, por la crecida del mar, que atravesó las calles perpendiculares a la playa cambrilense y llegaron hasta la Avinguda Diputació. Precisamente las playas de la zona de Llevant de Cambrils fueron las más perjudicadas por el temporal, ya que se inundaron por completo y la brigada tuvo que desaguar y retirar restos de vegetación marina y de plásticos que arrastró el agua hasta el paseo. Este problema de la suciedad también se produjo en otras playas, donde en estos días se han recogido varios kilos de residuos de procedencia humana no marina. 

Otro de los puntos más afectados fue la playa de la desembocadura de la riera de Alforja, una zona en la que siempre desaparece la arena cuando hay un fuerte temporal como el de estos días pasados. De hecho, en octubre la zona ya se quedó sin arena por las fuertes lluvias que también inundaron otras partes del municipio costero. 

El mar se llevó buena parte de la arena de la playa del Cap de Sant Pere. FOTO: E. Castaño

Asimismo, la playa para perros, ubicada justo en la parte de la desembocadura, ha acumulado una cantidad importante de suciedad que se debe retirar para que los animales y sus dueños puedan pasear con mayor seguridad. 

Fuentes del consistorio señalaron que el Regueral también se vio perjudicado por el nivel del mar que subió en todo el litoral. Esta playa, que es una de las más largas de Cambrils y que se caracteriza por su arena fina dorada, se anegó porque tiene un nivel freático mínimo. Tampoco se salvaron las playas de Horta de Santa Maria y la Llosa, con restos de vegetación en la arena, que había desaparecido en algunos tramos y con unas olas de bastante longitud que hicieron llegar el agua hasta el paseo marítimo.

Antes de Semana Santa la empresa municipal Ingesol, que se encarga de la gestión de las playas, había realizado varias actuaciones para preparar las playas de Llevant, Ponent y el Regueral para que los turistas y vecinos pudieron disfrutar de ellas. 

Desde el ayuntamiento aseguraron que el temporal no había afectado en una pérdida «considerable» de arena, pero ante las nuevas previsiones de lluvia se temía que se volvieran a producir episodios parecidos que afectaran todavía más el litoral. Por ello, hasta el 1 de junio se hará el acondicionamiento de los casi 9 kilómetros de playa de Cambrils y la instalación de todo el mobiliario para prepararlas para la temporada turística. 

Temas

Comentarios

Lea También