Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El territorio pide que la AP-7 sea la autovía de Altafulla a Vilafranca

Los alcaldes y los vecinos temen que elanuncio de Ana Pastor sea electoralista como los que han escuchado desde hace décadas. Recuerdan que siguen sufriendo la N-340
Whatsapp
Retenciones en la carretera N-340 a la altura de Roda de Berà en Semana Santa. Foto: DT

Retenciones en la carretera N-340 a la altura de Roda de Berà en Semana Santa. Foto: DT

Los municipios del tramo entre Altafulla y Vilafranca del Penedès que se verían beneficiados de sacar el elevado tráfico de la carretera N-340 que pasa por sus localidades mantienen que la opción más económica y con menor impacto es aprovechar el trazado de la AP-7 de forma gratuita.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció el martes que en el segundo semestre se licitará la construcción de una autovía. Centró las obras en la rotonda de la Mora hasta la Pobla, que es donde acaba la actual variante de la A-7 y donde se encuentran la carretera y la autopista AP-7.

El alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso considera sin embargo que en ese punto no pueden unirse las dos vías, pero sí que pueden hacerlo unos pocos metros más adelante, pasado el peaje de Torredembarra, donde además, los terrenos son rústicos y la afectación en este sentido sería mínima.

La duda en el territorio es que a partir de este punto y hasta Vilafranca del Penedès ¿cómo seguirá el proyecto? Desde las localidades afectadas como Torredembarra, Roda de Berà o El Vendrell consideran que si ya se ha canalizado el tráfico desde la autovía a la autopista AP-7, la circulación debería continuar por la vía rápida de forma gratuita.

En el territorio rechazan un proyecto que ya fue aprobado por el ministerio en 2010 y que contempla que la autovía a partir de ese punto siga en su práctica totalidad el trazado de la N-340 en unos 50 kilómetros. Ese trazado ya obtuvo la Declaración de Impacto Ambiental por parte del Estado y tendría un presupuesto de unos 295 millones de euros.

Pero Altafulla, Creixell, Roda de Berà, Torredembarra, El Vendrell, Bellvei y L’Arboç ya se opusieron porque supondría una nueva brecha en el territorio e incluso afectaría a núcleos de población. Los municipios defienden que la lógica económica y ambiental es aprovechar el trazado de la AP-7 que incluso puede ampliarse si es necesario en los terrenos de afectación anexos.

No obstante los alcaldes enmarcan las declaraciones de Pastor en un momento electoralista que busca tocar la sensibilidad de los vecinos. En 2010 ya se anunció que se haría la obra en cinco fases simultáneas. Los responsables municipales recuerdan que durante años han escuchado compromisos similares que han quedado en nada.

En su día, el jefe de Carreteras de la Demarcación de Tarragona, Alberto Fernández, ya dijo que se haría los proyectos de obras de forma que ese mismo año (2010) salieran a licitación los cinco tramos, aunque precisó que las fechas podrían variar «en función de la disponibilidad de fondos».

 

 

Ahora el territorio teme que sigan siendo un brindis al sol a pesar de la necesidad de mejora la conexión por carretera entre Altafulla y Vilafranca. De hecho, en una la ministra a una preguntas del senador de CiU Jordi Sendra sobre cuándo se va a hacer el proyecto de desdoblamiento entre el final de la autovía A-7 y Vilafranca, respondió en febrero que «las previsiones del gobierno son las reflejadas en los presupuestos generales del Estado» Y estos no recogen el proyecto.

 

‘Vendiendo humo’

El propio Sendra considera que «nos están vendiendo humo. La ministra va diciendo que sí a todo porque está a un mes de las municipales y a siete de las elecciones generales, pero no piensa hacer nada».

También CiU preguntó a la ministra si para el desdoblamiento de la N-340 entre Tarragona y Vilafranca era posible construir una entrada de la AP-7 a la altura de la área de servicio del Mèdol. La respuesta fue que «resulta muy complicado porque se vería imposibilitada por la cercanía de los ramales de la propia área de servicio. En las cercanías de dicha zona están a corta distancia otros enlaces cercanos de la A- 7 y N-340, así como la cantera romana del Mèdol».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También