Costa Salou/Vila-seca

El turismo del golf de la Costa Daurada se lanza a captar clientes nacionales

La pandemia obliga al sector a potenciar el mercado nacional. El negocio se basa en un 60% en practicantes extranjeros

FRANCESC JOAN

Whatsapp
El hoyo 8 del campo Ruins, uno de los más espectaculares del complejo del Lumine Golf Club. FOTO:LUMINE GOLF CLUB

El hoyo 8 del campo Ruins, uno de los más espectaculares del complejo del Lumine Golf Club. FOTO:LUMINE GOLF CLUB

«Uno de los males endémicos de todos los resorts de golf de costa en España es que tenemos olvidado al cliente nacional. Durante años hemos sacado mucho partido al visitante extranjero, que es mayoritario en nuestras instalaciones. Pero tenemos que darnos a conocer mucho más en nuestro país a partir de ahora». Quien habla es Agustín Garcia, Chief Business Officer de Lumine Golf Club. Reflexiona con estas palabras acerca de la situación por la que atraviesa el turismo del golf a causa de la pandemia por la Covid-19 y lógicamente también el complejo que dirige desde hace seis meses en Salou y Vila-seca.

El golf es uno de los productos turísticos con mayor proyección en España, tanto por los ingresos económicos que genera como por su aportación al desarrollo del turismo de calidad y a la diversificación y desestacionalización, también en la Costa Daurada. Salou, en ese sentido, amplió este verano la certificación de turismo deportivo con la nueva marca Golf gracias a Lumine.

Sus instalaciones acogieron en 2019 a clientes que dieron 60.000 vueltas completas en alguno de sus tres campos y disfrutaron del golf, pero también de experiencias vinculadas al turismo, el ocio y la gastronomía aprovechando la buena climatología de la Costa Daurada, su oferta hotelera de calidad y la cercanía con el aeropuerto de Barcelona, situado a solo 50 minutos.

Los golfistas más usuales en Lumine son los nórdicos, en especial los suecos, y británicos

Un 60% de esos clientes fueron extranjeros, mayoritariamente escandinavos (en especial suecos) y británicos, dos de las zonas con mayor tradición en este deporte y cuyos practicantes aprovechan de otoño a primavera -cuando sus campos están helados- para viajar, jugar y hacer turismo. Lumine cuenta con otros 300 abonados residentes en la zona y España.

«Este 2020 hemos podido disfrutar de ese cliente nórdico y británico en los meses de enero y febrero. Cerramos el 14 de marzo por la pandemia y estuvimos 57 días sin actividad en aquella primera oleada. La del Camp de Tarragona fue una de las primeras regiones sanitarias y el golf de las actividades en volver a la nueva normalidad, pero el cierre de fronteras y normativas de otros países nos perjudicó», explica Agustín Garcia.

Resalta que los abonados «han podido disfrutar casi en exclusiva de los campos de Lumine este año, junto con algunos practicantes franceses del sur que cruzaron la frontera». Y admite que «ha sido un año atípico y duro a nivel de resultados que en nuestro caso hemos aprovechado para reformar y mejorar instalaciones y formar a personal. Nos estamos reposicionando».

Ahora los campos catalanes como el Lumine vuelven a estar cerrados durante 15 días (hasta el 14/11), a pesar de la insistencia de la Federació Catalana de Golf al Govern de la Generalitat que se trata de un deporte individual en el que se mantiene en todo momento la distancia social. Desde Lumine ponen además de manifiesto que cuentan con la Certificación Global Safe Site 
-creada por el líder mundial en certificaciones Bureau Veritas- que valida que la instalación ha implementado medidas de seguridad derivadas de la pandemia por la Covid-19 que van más allá de las exigidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud del Gobierno de España.

El Lumine Golf Club, nombrado como mejor complejo de Europa

Lumine Golf Club ha sido nombrado como el 'mejor complejo de golf de Europa' por segundo año consecutivo en los World Golf Awards que votan los principales profesionales del turismo de golf y los consumidores de golf en todo el mundo.

Temas

Comentarios

Lea También