Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El turismo familiar y deportivo sustituye el Saloufest en Semana Santa

Será el segundo año sin el polémico evento. El sector hotelero y los comerciantes lo valoran positivamente. Los empresarios del ocio nocturno aseguran que se pierde dinero y trabajo 

C.Marsiñach / M.Just

Whatsapp
Un grupo de chicas del Saloufest, en la puerta de una discoteca en 2016. FOTO: Pere Ferré

Un grupo de chicas del Saloufest, en la puerta de una discoteca en 2016. FOTO: Pere Ferré

Este será el segundo año sin Saloufest. El evento privado que durante los últimos 16 años ha traído miles de estudiantes británicos a la capital de la Costa Daurada durante Semana Santa. La empresa promotora, I Love Tour, ofrecía un paquete que combinaba el deporte con el ocio nocturno. Una iniciativa privada que tenía un impacto aproximado de cinco millones de euros pero que dañaba considerablemente la imagen de Salou. El municipio era visto como un destino vinculado al alcohol, el sexo o el incivismo. 

Desde el sector hotelero y el comercio de la ciudad valoran positivamente el fin del evento y la apuesta de las administraciones por un turismo familiar y deportivo. En cambio, los representantes del ocio nocturno consideran que se ha perdido mucho sin Saloufest. 

«El peso del turismo deportivo con más de 20.000 deportistas es muy importante. Mucho más que el del Saloufest»

«El peso del turismo deportivo, con más de 20.000 deportistas y sus acompañantes esta Semana Santa, es muy importante. Mucho más que el del Saloufest», señala el presidente de la Federació Empresarial d’Hostaleria i Turisme de la provincia de Tarragona (FEHT), Eduard Farriol. 

Estos atletas participarán en eventos y campeonatos nacionales e internacionales que se realizarán en Salou, Cambrils, Vila-seca y La Pineda. Competiciones como el Mundialito de Futbol, el Mare Nostrum Cup de Fútbol, el Costa Daurada Cup de fútbol, el Torneig TGN Bàsquet, el I Iberica Dancesport 2018 o el Campeonato de España Optimist de vela llenarán el municipio durante las vacaciones de estos próximos días. La FEHT espera alcanzar el 85% de ocupación, al igual que el sector del camping que también cuenta con unas previsiones muy optimistas. 

«Desde el pacto del Dorado, donde se decidió que nos negábamos a potenciar al turismo de borrachera, se ha trabajado muy intensamente para apostar por el turismo deportivo», explica Farriol. Y considera que «para el destino, la marcha del Saloufest es buenísima, porque salir asociado al turismo de borrachera no le hace ningún bien», apunta, señalando que no se trataba solo de los días en los que se celebraba el evento, sino que se hablaba de éste durante meses. El presidente de la FEHT es consciente de que no es fácil tener los hoteles llenos en estas fechas. Pero también considera que «al final, la coherencia se impone». Y concluye: «Aunque el adiós del Saloufest, como destino, ha afectado a algunos ámbitos, a largo plazo el destino saldrá ganando». 

«Nadie quiere turismo de borrachera, daña la imagen de cualquier destino turístico»

Elaine McParland, la presidenta de la Asociación Empresarial de la Zona Turística de Salou, que representa unos 80 empresarios del entorno de Carles Buïgas, reconoce que Saloufest tenía un impacto económico importante las semanas anteriores y posteriores a Semana Santa. Según explica, «la gente empezaba a  trabajar antes en los hoteles correspondientes y en la hostelería». Es consciente que la marcha de Saloufest no ha sido positiva para los bares y los restaurantes pero cree que en un futuro será beneficiosa para la ciudad. «Por supuesto nadie quiere turismo de borrachera, daña mucho la imagen de cualquier destino turístico», sentencia McParland. Desde la asociación empresarial encaran la Semana Santa con optimismo porque «hay más hoteles abiertos que los años atrás y el turismo nacional y regional nunca falla en estas fechas».

«La apuesta por el turismo deportivo creemos que empieza a dar sus resultados»

Por su parte, Juli Vilaplana, presidente de la Associació 365 dies Salou Vila Comercial, apunta que «el Saloufest ayudaba a arrancar la temporada, beneficiaba a un sector del municipio muy concreto y a un tipo de establecimientos determinado. Indirectamente los ingresos está claro que nos beneficiaban a todos». Pero, «dicho esto, la apuesta que se ha hecho por el turismo deportivo creemos que empieza a dar sus resultados». Vilaplana considera que «está claro que para algún sector concreto nunca será lo mismo, pero para el conjunto de Salou es un buen cambio». 

La visión que tienen los empresarios del ocio nocturno es totalmente distinta. Desde la Federació Catalana d’Associacions d’Activitats de Restauració i Musicals (Fecasarm), siguen lamentando la desparición de Saloufest. Según su Secretario General, Joaquim Boada, «el Saloufest se criminalizó (...) con más vigilancia y más monitores se podía haber evitado perderlo». Asegura que muchos hoteles, bares y restaurantes permanecen cerrados «porque no les sale a cuenta abrir por tres días» y señala que el Saloufest aportaba vida y ahora en cambio «la ciudad se ve vacía, se ve una imagen triste de Salou». 

«El Saloufest se criminalizó. Se pierden 5 millones de facturación»

La Fecasarm cifra en cinco millones las pérdidas de facturación desde que no está Saloufest e indica que se han dejado de generar unos 300 puestos de trabajo. La entidad cree que la solución pasaba por hacer campañas de concienciación, civismo nocturno e informar de las normas de convivencia. 

Los datos de Fecasarm contrastan con los del Observatori d’Estudis Turístics de la Costa Daurada que reflejó que en la Semana Santa del año pasado hubo 228.000 pernoctaciones, una cifra récord que dobló las del 2016. 

«En los últimos años el control de estudiantes no era el mismo»

John Nicol, propietario de distintos locales en Salou, considera que desde hace un  tiempo ha notado un descenso en turistas y visitantes en general, una situación que también le ha afectado económicamente. Aún así, reconoce que «en los últimos años de Saloufest el control de las estudiantes no era el mismo que al principio». 

Por su parte, el Ayuntamiento y el Patronat de Turisme de Salou no quisieron hacer declaraciones al respeto. 

El fin de Saloufest creó un precedente. Ya se han rechazado algunas propuestas similares. El festival de música electrónica organizado por Elrow, que preveía atraer entre 15.000 y 20.000 espectadores en Salou el pasado verano, no llegó a hacerse realidad. Tras su anuncio a bombo y platillo a través de las redes sociales, el Port de Tarragona, propietario de la cantera de Cap Salou donde estaba previsto celebrar el festival, denegó el permiso para montar toda la infraestructura. 

Esta propuesta, avalada por el alcalde Pere Granados, fue rechazada por la oposición y desde el Ayuntamiento de Vila-seca. Junto al sector hotelero, creían que no era adecuado después del esfuerzo que se había realizado para borrar la etiqueta del Saloufest. 

Otro de los festivales que se cancelaron, en este caso en 2016, fue el Karibean Spring Break. El Departament de Empresa i Coneixement de la Generalitat señaló entonces que el paquete turístico fue retirado por las actuaciones llevadas a cabo por el Govern con el fin de eliminar las iniciativas que promuevan el turismo de borrachera. 

Temas

Comentarios

Lea También