Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«El turismo se podrá empezar a recuperar al final del verano»

Entrevista a Pablo Díaz, Profesor de Economía en la UOC y experto en turismo. Cree que «el sector sabrá recomponerse porque es ágil, dinámico y se vende muy bien»

Raúl Cosano

Whatsapp
El doctor y profesor en la UOC Pablo Díaz. FOTO: DT

El doctor y profesor en la UOC Pablo Díaz. FOTO: DT

¿Va a ser el turismo uno de los sectores más afectados?

Está siendo uno de los sectores más castigados, que más rápido ha recibido el impacto. Lo vemos en las empresas hoteleras, las compañías aéreas… Los ERTEs están siendo masivos. La situación es de parada total, así que hay mucha preocupación, e incluso se teme que dañe las estructuras. Si la pandemia se ataja rápido y esto se para, la recuperación no será muy lenta, porque es un sector muy dinámico y siempre se ha revuelto de los varapalos.

¿En qué sentido?

Tenemos alguna experiencia con el SARS, en 2003. Hubo países que se recuperaron más rápidos que otros, pero la situación ha quedado superada por este coronavirus. Los primeros turistas internacionales en volver serán probablemente aquellos que proceden de países que también se han visto afectados por la epidemia. Entran en juego factores muy diversos y variados, tanto internos como externos, no solo el origen de los turistas.

¿Por ejemplo?

Hay que tener en cuenta los tiempos de los países emisores. Por ejemplo, si ahora nos recuperamos pero Estados Unidos no, puede vetar que se viaje. Todo es complejo. Hablamos de escenarios un tanto desconocidos. Depende de a qué velocidad vayan saliendo los otros países. Quizás salir tú antes no te garantiza que te vayas a recuperar de una manera rápida y plena.

¿Qué puede pasar en España?

El turismo interior será el primero que se recupere. Incluso las políticas van en ese sentido. La Generalitat habla de recuperar eso. Después vendrán los países vecinos, Italia, Portugal y Francia. Pero hay que ver cómo se comportan los países con menos incidencia por el momento, como los nórdicos o los rusos. Hay que ver si ahí el virus tiene incidencia. Los turistas más cautelosos serán los que proceden de países donde el virus no afectó en tanta medida, que perciben el peligro de visitar España como alto. Se trata del colectivo que costará más recuperar.

Actualmente, ¿hasta qué punto la campaña de verano se puede ver más o menos afectada?

Hay voces que dan toda la campaña por perdida y dicen que esto va a durar años. Yo no quiero ser tan negativo. La campaña de primavera sí está perdida pero hay que ver si para finales de verano, aunque sea el turismo interior, al menos, empieza a recuperarse. Hay que tener en cuenta la sociología del turismo. Somos muy rápidos en olvidar las desgracias y es un sector ágil. Es verdad que el verano está casi perdido. Esperemos ver qué pasa hacia el final, ahí puede estar la recuperación, y en clave interior.

¿Y de cara a la próxima temporada, como puede afectar?

Ahora tocan políticas de supervivencia, como ayudas a pymes del sector turístico, por ejemplo. Esperemos que para la temporada que viene hablemos ya de la recuperación del mercado nacional y los países de Europa. Entonces habrá que hacer campañas para recuperar, con ayudas de relanzamientos, porque tendremos estructuras que se habrán perdido, los autónomos, los guías turísticos tendrán que volver a ponerse en el mapa, a activar sus canales de comercialización. Las empresas tecnológicas como edreams tendrán que reactivarse.

¿Por qué dice que el turismo es un sector que sabe resurgir?

Incluso tras la quiebra de Thomas Cook, que fue un palo grande, lo hizo. Es un sector que rápidamente busca canales, ajusta precios, lanza campañas. Tenemos un producto bueno y bien vendido, y no tiene por qué cambiar eso cuando estemos en el momento de buscar una recuperación.

¿Tarragona padecerá especialmente por tener un tejido turístico de peso?

Es verdad que lo va a pasar mal pero siempre ha sido una provincia dinámica, que sabe atraer turismo y con atractivos suficientes para recuperarse.

Temas

Comentarios

Lea También