Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El vecino de Cambrils que se aburría y se fue a cenar a casa de un amigo en pleno confinamiento

La Policía Local denuncia a un joven que estaba incumpliendo el confinamiento. Los vecinos aseguran que hubo más personas con la música alta como si fuera una fiesta

Jordi Cabré

Whatsapp
Una patrulla de Cambrils en un control de confinamiento. FOTO:

Una patrulla de Cambrils en un control de confinamiento. FOTO:

Dentro de las numerosas actas policiales por incumplimiento del confinamiento ordenado por Real Decreto, hay algunas que por su singularidad han despertado simpatías o abucheos una vez se han conocido por redes sociales.

En el primer caso, a título de ejemplo, estaría el acta levantada al vecino de Cambrils por pasear sus dos perros disfrazado de dinosaurio y por el otro gente que ha desafiado a la policía con catanas o les han tirado cócteles molotov (ambos casos fuera de Tarragona).

Y otras denuncias efectuadas estos días por las policías también han sido motivo de debate (ejemplo la música alta del presidente vecinal de La Pineda) con partidarios de la sanción y detractores de la actuación policial.

Más allá de estas actas, hay aquellos vecinos y vecinas que lo que demuestran es tener mucha cara dura. Ejemplos ha habido varios este fin de semana con aquellos que iban a su segunda residencia cuando estaba terminantemente prohibido hacer este tipo de desplazamientos.

Y entre estos "listillos" que creen que el confinamiento no va con ellos aparecía poco antes de la medianoche del día 4, sábado, una cena con música en un piso de Cambrils.

Los vecinos de un bloque de pisos de la calle Riu Brugent llamaban a la Policía Local y exponían el caso de un vecino en el que entraba y salía gente y la música estaba muy alta poco después de las 23 horas.

La llegada de la Policía Loca, poco antes de la medianoche, pudo localizar a dos personas en el piso. Una de ellas era el titular y la otra un amigo que se aburría y que se había ido a cenar para matar las horas.

La Policía tras informar del incumplimiento levantó acta por saltarse el confinamiento. No es el primer caso detectado en la ciudad. El pasado día 1 un restaurante de la avenida Diputació también tenía luz y no todas las personas que se identificaron eran de un misma falimia. Se levantó acta también por saltarse el confinamiento.

Temas

Comentarios

Lea También