Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Embargan 300.000==euro== a una comunidad de Vilafortuny para cubrir unas costas procesales de 9.000

Se sintieron engañados y estafados. 'Es una vergüenza', aseguran. También denuncian el estado de la zona

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de archivo de la urbanización Vilafortuny. Foto: A. Mariné

Imagen de archivo de la urbanización Vilafortuny. Foto: A. Mariné

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Reus embargó 300.000 euros a una treintena de demandantes, vecinos de una comunidad de propietarios de Vilafortuny, para cubrir unas costas inferiores a 9.000 euros, a raíz de un proceso judicial anterior.

Las cuentas de la mayoría de litigantes quedaron a cero, y se sintieron estafados. Según explican, la situación se prolongó durante un mes.

Todo empezó con una demanda de 35 propietarios de la urbanización Urcacop contra el administrador de la comunidad y contra la propia comunidad, realizada en 2012, y relacionada con su forma jurídica.

Desfavorable

La sentencia no resultó favorable a los demandantes, dadas las discrepancias sobre la legitimación de los mismos, un tema controvertido teniendo en cuenta la figura jurídica de la comunidad, que no se encontraba acorde a la legalidad vigente.

La representación legal les aconsejó apelar ante la Audiencia por la decisión del juez, y fueron los propios propietarios los que decidieron no proseguir con la apelación. Todo generó unas costasde cerca de 9.000 euros que debían asumir los vecinos. Pero es algo que muchos aseguran que no se les notificó. El 11 de noviembre, los afectados se encontraron con las cuentas embargadas. El juzgado realizó un embargo solidario y las cuentas de los propietarios quedaron a cero.

Se inició una cruzada. Querían recuperar su dinero. Y fueron a por todas. Los vecinos empezaron a moverse a contrarreloj para solucionar lo que consideraban «una absoluta injusticia». Y es que, a cada uno de ellos, el Juzgado le reclamaba 8.421 euros, lo que los propios afectados definen como «un auténtico disparate». Teniendo en cuenta que se trata de 35 demandantes, la suma embargada alcanzaba los 294.735 euros.

‘Falta de sentido común’

Los vecinos critican «la falta de sentido común de la justicia que, para garantizarse el cobro del importe, nos reclamó el total de la deudas». Lo llevó a cabo mediante el embargo solidario –que no es muy habitual si no se pacta con antelación- de las 35 cuentasde los propietarios. Según los residentes, todo se produjo por un error judicial. Y es que si se hubiera realizado el cobro por la vía mancomunada, la habitual en estos casos, cada propietario habría pagado240 euros.

Fue un mes de incertidumbre, y las Navidades estaban a la vuelta de la esquina. Los demandantes estaban preocupados. Pero a principios de diciembre, al fin recibieron de nuevo en sus cuentas el dinero que les habían embargado. Aun así, a día de hoy siguen mostrándose indignados. «¿Qué habría pasado si no nos hubiéramos movido?». Critican la forma de funcionar de la justicia, y alertan de lo ocurrido para tratar de evitar que se repita.

Temas

  • COSTA

Lea También