Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Emotiva despedida de un colegio de L'Arboç a su querido conserje

Alumnos, profesores y equipo de dirección rieron las gracias al señor Pepe. Lo recibieron entre aplausos antes de su jubilación

José M. Baselga

Whatsapp
Todos el colegio quiso despedir al señor Pepe con una gran sorpresa.

Todos el colegio quiso despedir al señor Pepe con una gran sorpresa.

Cuando hacía falta ahí estaba el señor Pepe. Arreglando una ventana, cuidando el jardín. «Para cualquier cosa que se pidiese», explican los profesores de la escuela Camp Joliu de L’Arboç.

El señor Pepe formaba parte del paisaje de la escuela y para los niños era una figura muy querida. Por eso cuando les dijeron que el señor Pepe se iba quisieron despedirse como se merecía.

Esperaron

Todo los chavales esperaron al señor Pepe en su último día de trabajo para darles las gracias. Y para desearle que descanse ahora que se jubila. Cuando llegó el señor Pepe encontró a todos en el patio. Esperándole.

Estudiantes, profesores, dirección del centro le aplaudieron y le dieron las gracias por todo. Porque será diferente el patio y los pasillos de Camp Joliu sin el señor Pepe.

El hombre ha sido conserje, el encargado de mantenimiento y el que estaba para todo. Cuando vio a todos los chavales se emocionó. Es hombre de pocas palabras. Agradeció el cariño que ha recibido y dijo que Camp Joliu ha sido su familia.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También