Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Empieza la tramitación de licencias en el polígono Belianes tras casi 40 años

Los empresarios lamentan la rigidez de la normativa actual, que en algún caso les obliga a realizar costosas obras
Whatsapp
Imagen del polígono cambrilense, que arrastra problemas desde hace casi cuatro décadas. Foto: Alba Mariné

Imagen del polígono cambrilense, que arrastra problemas desde hace casi cuatro décadas. Foto: Alba Mariné

El polígono Belianes de Cambrils arrastra problemas desde hace casi cuarenta años. La falta de presión del agua, que no llegaba al caudal que marca la normativa, impedía legalizar las actividades. Pero ahora la conexión a la red pública -sufragada por los propietarios y con un coste de 100.000€- ya está finalizada y siguen los trámites para poner fin a una demanda histórica.

«Ya hemos empezado a tramitar licencias. Al final llegamos a un acuerdo para dividir la zona en cuatro sectores de actuación», explica el concejal de Urbanismo, David Chatelain. Ya se ha enviado la primera tanda de requerimientos a las industrias del primer sector. E incluso se han otorgado algunas licencias. El problema está casi desencallado.

Pero los empresarios no se muestran todavía demasiado optimistas. Si bien reconocen que la situación ya está en vías de solucionarse, aseguran que lo tienen «crudo» en cuanto a la rigidez de las normativas que se aplican. Así lo explica el presidente de la Federació d’Empresaris de Cambrils (Fecam) y de la junta de propietarios de Belianes, Victorià Luque. Lamenta que los técnicos «van al milímetro y no aflojan la cuerda. Esperamos cierta benevolencia. Porque a algún empresario ya le han dicho que debe reformar media nave. Y esto supone inversiones muy grandes».

Los empresarios piden que haya al menos cierta permisividad con su caso, teniendo en cuenta de que se trata de un polígono antiguo y que los problemas arrastrados durante tantos años les han impedido disponer de licencia de actividad. «Si tenemos que hacer absolutamente todo lo que nos piden nos costará mucho dinero. Y casi no nos saldrá a cuenta tramitar la licencia», lamentaLuque. De hecho, añade, escéptico: «Está algo mejor que antes, pero si hay 80 naves, me gustaría saber cuáles tienen licencia».

El representante de los propietarios afirma que tienen una reunión pendiente con el concejal responsable de Urbanismo y el ingeniero para tratar precisamente esta cuestión. «Si no, lo tendremos muy complicado». De momento, han enviado cartas, avisando de que hay un tiempo para empezar a pedir la actividad. Si la situación persiste y lo vemos necesario, iremos al juzgado.

Chatelain afirma que su intención es «ayudar en todo lo posible. Pero debemos hacer que se cumpla la ley. Hay que tener en cuenta que el polígono es muy viejo». El edil recuerda que el consistorio plantea algunas ayudas, como la posibilidad de que las empresas periodifiquen la ejecución de las posibles obras de adecuación a la normativa. En segundo lugar, las ordenanzas ya incluían dentro de la nueva normativa unos incentivos fiscales que ayudaban a rebajar el coste de tramitación de las obras de este tipo. «También se ha rebajado la fiscalidad de los ICIO y hay bonificaciones en el caso de hacer mejoras para que una empresa cumpla con la normativa», concluye.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También